Publicidad

El único restaurante ainu que queda en Tokio está lleno de historia a punto de extinguirse
Japón

El único restaurante ainu que queda en Tokio está lleno de historia a punto de extinguirse

Un izakaya es un típico bar o restaurante japonés, que además pueden encontrarse en las ciudades más cosmopolitas del mundo. Son muy populares en Japón para tomar algo después del trabajo. Generalmente, la manera más habitual de comer y beber en una izakaya consiste en ir pidiendo distintos platos que se comparten entre los comensales.

Uno de los izakaya más especiales de Japón, sin embargo, está en las bulliciosas calles del centro de Tokio y tiene, como decoración, un gran mapa de Hokkaido (la isla principal más al norte de Japón). Es el último que queda para los ainu, el pueblo indígena del norte de Japón y las islas Sakhalin y Kuril de Rusia.

Harukor

De los 150.000 restaurantes de Tokio, Harukor es el único de Tokio que sirve platos elaborados por los ainu, un grupo minoritario que se ha enfrentado a la discriminación desde que, a raíz de siglos de comercio, Japón invadió y anexó su tierra natal de Hokkaido y luchó con Rusia.

a

El pequeño izakaya llamado Harukor tiene solo cinco mesas y una cocina en el otro extremo. Entre los muebles de madera y paja, se exhiben diversos artefactos: un instrumento de cuerda de madera decorado con tallas sinuosas, una túnica índigo con patrones intrincados de líneas y formas interconectadas...

Sometidos a una política de asimilación, los ainu perdieron su forma de vida tradicional y se vieron obligados a convertirse en ciudadanos japoneses. Este proceso de borrado cultural, sin embargo, no fue del todo exitoso, un hecho que se exhibió en Harukor, donde el fundador de Ainu, Teruyo Usa sirve platos como rataskep, una mezcla de verduras silvestres guisadas y frijoles machacados con calabaza y grasa animal, y unas albóndigas que tradicionalmente se ofrecen a los dioses ainu, conocidas como kamuy.

a Abrigo tradicional de ortigas

Harukor también prepara ohaw, una sopa que alguna vez fue un alimento básico de los ainu hecha con ingredientes de temporada, como un caldo delicado impregnado de verduras silvestres y salmón.

Los ainu consumían tradicionalmente los recursos de acuerdo con un sistema de creencias animistas basado en la reverencia por las divinidades encarnadas en plantas, animales y otros elementos naturales, y dependían de la caza, la recolección, la pesca y algunas formas limitadas de agricultura.

La carne y el pescado a menudo se ahumaban, secaban o hervían para hacer ohaw (a diferencia de los japoneses, los ainu no comían pescado crudo) utilizando condimentos simples como sal, grasa animal o kombu de algas comestibles.

a

Los ingredientes que se sirven en Harukor, como carne de venado, salmón y raíces y vegetales silvestres, provienen de Hokkaido.

Pero Harukor también ofrece clásicos japoneses de izakaya como edamame y pollo frito, así como platos típicos de Hokkaido como hokke a la parrilla, un tipo de caballa y una barbacoa de cordero conocida como Genghis Khan.

a Edificios tradicionales de los ainu.

Identificarse abiertamente como ainu no es una decisión sencilla. A pesar de que los ainu fueron reconocidos oficialmente como pueblo indígena de Japón por el gobierno en 2019 y la discriminación contra ellos es ilegal, esta comunidad sigue siendo objeto de racismo y discursos de odio.

Así pues, este raro lugar, en el que la gente puede hablar libremente sobre la ascendencia nativa en Japón, atrae a una multitud heterogénea: desde descendientes de ainu, hasta partidarios de la comunidad desde hace mucho tiempo, hasta aquellos que simplemente sienten curiosidad por la comida indígena.

a Ainus con su ropa tradicional.

Los fanáticos de Golden Kamuy, una serie de manga y anime con muchos personajes ainu que se desarrolla durante el período de la colonización japonesa de Hokkaido, ocupan un lugar destacado en este último grupo de visitantes del Harukor.

a

Harukor no es el único que sirve y comparte comida ainu. Kerapirka, en la capital de Hokkaido, Sapporo, se especializa en la fusión ainu-italiana. Poronno, un café cerca del lago Akan en el este de Hokkaido, ha estado sirviendo cocina ainu durante 40 años.

Un lugar donde también podréis usar los providenciales palillos, por supuesto, una herramienta para comer que nació de la escasez de combustible:

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios