Compartir
Publicidad

El grupo musical ABBA ya tiene su propio museo en Estocolmo

El grupo musical ABBA ya tiene su propio museo en Estocolmo
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Estamos acostumbrados a que existan museos de grandes iconos del pasado. Las casas museo de escritores o artistas, así como los museos conmemorativos suelen estar dedicados a personajes que ya han fallecido, y raro es que alguien tenga en vida tal reconocimiento. Sin embargo hay grandes glorias que así lo merecen, como es el caso de ABBA.

El popular grupo sueco formado en los 70 y que se dio a conocer mundialmente tras ganar el Festival de Eurovisión en 1974 con el tema ‘Waterloo’ tiene en su país, y fuera, legiones de fans que se espera que acudan a este nuevo templo dedicado a su figura. Vendieron la friolera de 378 millones de disco en menos de una década de actividad – sólo les superan en ventas Elvis Presley y The Beatles – y marcaron un estilo con sus ritmos, sus letras, y sus peculiares vestimentas.

Así, toda la historia del grupo será contada en este nuevo museo, llamado ABBA The Museum – haciendo un guiño a la película ‘ABBA The Film’ y al disco ‘ABBA The Album’ -, donde se recrearán lugares importantes para los integrantes de la banda. De esta forma, el visitante podrá pasarse por la casa de campo de la isla Viggsö donde compusieron gran parte de sus temas, la cocina del entonces matrimonio Björn-Agnetha, el taller del diseñador de moda Owe Sandström o el mítico estudio de grabación Polar donde dieron forma a sus canciones. Con el plus de que esta historia está contada por los propios ABBA a través de las audioguías.

No faltarán tampoco en las salas del museo todo tipo de objetos que pertenecieron a Benny, Anni-Frid, Björn y Agnetha, destacando sus estrambóticos trajes, sus numerosos discos de oro u otras piezas de coleccionista. Y aún hay más: los visitantes podrán cantar y bailar junto a ellos en hologramas de tamaño real. Nos prometen una experiencia muy interactiva.

Como supondréis, los propios ABBA han estado implicados en la creación de este museo, aunque unos más que otros. Es Björn quien más ha trabajado en ello, siendo presidente del consejo de administración y responsable del plan de negocio, mientras que los otros se han limitado a dar su apoyo.

El precio de la entrada no es barato: 23 euros los adultos y 6 euros los niños. Pero si estás en Estocolmo y eres una Dancing Queen que piensa que The winner takes it all e imploras a tu acompañante que Take a chance on me, entonces es una parada que no puedes dejar de hacer.

Vía | ABC, CNTraveler Foto | Wikipedia En Diario del Viajero | Paseos guiados para fans de ABBA en Estocolmo

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio