Compartir
Publicidad
Publicidad

La Masía de Joan Miró se convertirá en su museo

La Masía de Joan Miró se convertirá en su museo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Pasear por Mont-roig del Camp nos permite ver los paisajes que mas impresionaron a Joan Miró. Los campos y edificios que le inspiraron muchas obras. La Masía donde vivió 65 veranos, se convertirá en un museo dedicado a su figura.

La tierra roja, las montañas, los campos de olivos, los algarrobos, las casas del pueblo, su iglesia (foto), sus playas cautivaron a Miró. Allí pasó casi todos los veranos de su vida, allí creó grandes obras como La casa de la palmera que pintó en 1916 o Les roderes, un par de años más tarde.

En Mont-roig del Camp, cerca de Tarragona, se encuentra la casa que Miró inmortalizó en La Masia, ese cuadro que compró el escritor Ernest Hemingway, que Miró acabó en París y que pertenece a la colección de la National Gallery of Art de Washington. La finca es hoy espacio declarado bien cultural de interés nacional, en la categoría de monumento y será la sede del futuro Museo Miró.

El pueblo muestra sus casas simples alrededor de la Església Vella. Miró las pintó desde distintas perspectivas, en Poble i església de Mont-roig (1919), por ejemplo. En este momento, la iglesia es la sede del Centro Miró.

Después de una década de tramitaciones, la familia Miró consiguió el visto bueno de las administraciones para conseguir que la antigua Masía se convierta en un museo. En sus paredes se conservan bocetos y obras acabadas por el artista, por sus ventanas se observan los paisajes que tantas veces plasmara en obra, los campos que la rodean le dieron el color y la textura y el mar, agregó el azul.

Foto | Vittis en Flickr Vía | La Vanguardia En Diario del Viajero | El mosaico de Miró en la Rambla de Barcelona

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos