Publicidad

El Louvre cerró ayer sus puertas debido a una huelga de trabajadores del museo

El Louvre cerró ayer sus puertas debido a una huelga de trabajadores del museo
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Ayer muchos visitantes en París se llevaron una desagradable sorpresa. Si habían planeado pasar el día en una de las mejores museos del mundo, no pudo ser. El museo del Louvre cerró sus puertas debido a una huelga de los trabajadores de atención y vigilancia.

La razón, la gran afluencia de público, que se incrementa año a año pero que no va acompañada de un incremento en la plantilla de personal para atenderlos, de modo que se ven desbordados.

El museo del Louvre es de los más visitados en el mundo y cada año se supera. A principios de este año se conocía que el Louvre batió en 2018 el récord mundial de visitas a un museo con 10,2 millones de visitantes, un 25% más que los recibidos durante 2017.

Los trabajadores de recepción y seguridad del museo denuncian una falta de efectivos insostenible frente a tal aumento de público y de hecho los sindicatos señalan que los efectivos, por el contrario, han disminuido. De este modo, se declararon en huelga ayer lunes 27 de mayo como protesta, por lo que la pinacoteca tuvo que cerrar y sin previo aviso.

Los trabajadores se acogieron a lo que el código laboral francés llama "derecho de retirada", es decir, ausentarse de su puesto sin informar al empleador con antelación en el caso de que el trabajador considere que no se dan las condiciones para ejercer su labor de manera segura.

Gioconda multitud Louvre

La cuenta oficial del museo del Louvre avisaba ayer con este tweet, al tiempo que recomendaba encarecidamente a los futuros visitantes que compraran sus entradas a través de la vía oficial. Lamentaron los inconvenientes y señalaron que si se habían comprado las entradas para el lunes se podrá solicitar su reembolso escribiéndoles.

Un grupo de trabajadores del museo se manifestaron frente al Ministerio de Cultura francés, no muy lejos del Louvre, donde reivindicaron mejores condiciones de trabajo y el respeto a los visitantes.

Los más de diez millones de visitas anuales, algo no visto en ningún otro museo del mundo, ha provocado que muchos trabajadores de la pinacoteca se vean superados por el cansancio y el estrés y hayan cogido bajas. Y es que no tiene que ser fácil estar vigilando a los cientos de personas que se agolpan para ver cuadros como la Gioconda o atender al chorreo continuo de visitantes que acceden al museo.

Hoy martes es el día de cierre habitual del museo y para mañana se espera que el museo del Louvre ya esté abierto con normalidad. De momento no se anuncian cierres futuros y esperamos que este tipo de paros inesperados no se repita.

Sin duda la pasada huelga va a presionar para que se tomen medidas y no se repita un cierre de estas características, en uno de los más grandes museos del mundo, que tiene que velar por que la atención al visitante y la seguridad estén bien cubiertas.

Fotos | Todd Lappin y David McKelvey en Flickr-CC

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir