Publicidad

Vikingos: los grandes exploradores en el Museo Marítim de Barcelona

Vikingos: los grandes exploradores en el Museo Marítim de Barcelona
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

El pasado jueves, el Museo Marítim de Barcelona tuvo la gentileza de invitarme a conocer la exposición Vikings (Vikingos), una exposición que rompe tópicos y desafía mitos hasta el 28 de septiembre de 2014.

Lo primero que descubriremos al acceder a la exposición que es los vikingos, lejos de ser un pueblo bárbaro (no lo fueron más que los otros pueblos que crecieron usando la fuerza en la guerra), era una civilización exuberante de cultura y grandes viajes marítimos.

b
Pero el museo no es una simple muestra de objetos (más de 400 originales traídos desde el Museo de Historia de Suecia). Sobre todo estamos ante una exposición multimedia, donde encontraremos grandes paneles audiovisuales, vídeos interactivos y juegos de ordenador, como el de intentar construir un barco vikingo desde cero (incluyendo la tala de árboles para usar posteriormente la madera obtenida).

En su vertiente marítima es precisamente donde el museo muestra su pieza más espectacular: una reproducción a escala real de un barco funerario vikingo que procede del Viking Ship Museum de Roskilde, Dinamarca.

c
Finalmente, el museo ha organizado actividades complementarias a la exposición dirigidas a diferentes tipos de público, como una cena con un menú típicamente vikingo o una navegación guiada a bordo del pailebote Santa Eulalia.

Encontraréis la exposición en el Museo Marítimo de Barcelona, en la Avenida Drassanes s/n, Barcelona. Su horario es de lunes a domingo de 10:00 a 20:00 horas. El precio de la entrada general es de 12 euros, y la entrada bonificada, 7 euros.

g

Otras curiosidades

Los guerreros vikingos NUNCA usaban cascos con cuernos. En realidad, fueron los sacerdotes celtas. Ninguno de los cascos con cuernos que los arqueólogos han descubierto en Europa ha podido datarse como pertenecientes a la era de los vikingos (700-1100). La mayoría son celtas y se hicieron durante la Edad de Hierro (800 a. J. C.- 100 d. J. C.).

El mito nació porque un ilustrador sueco, Gustav Malmström, añadió unos pequeños cuernos y alas de dragón al casco del héroe de una saga, una reedición de La saga de Frithiof de 1825, que se convirtió en un éxito inmediato.

Los vikingos me fascinan, sobre todo por su manera de expresar poéticamente sus ideas. Construcciones poéticas vikingas: las kenningar. Cuando las leáis os recordarán poderosamente a El señor de los anillos o Juego de tronos.

Fotos | Sergio Parra

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios