Compartir
Publicidad
Publicidad

Birmania: el turismo, una forma de ayudar

Birmania: el turismo, una forma de ayudar
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Cuando nos enfrentamos con impotencia a los efectos de las catástrofes naturales, nos preguntamos: ¿ qué puedo hacer ?

Si al dolor propio de ser testigos del dolor ajeno, de estar lejos para sanar heridas o confortar con palabras, le sumamos la rabia de saber la sinrazón del despotismo y la falta de libertad, algo se revuelve dentro nuestro buscando soluciones.

Frente al trágico caso de Birmania, asolada por la fuerza de la Naturaleza y por la necedad de sus gobernantes, tenemos algunos caminos para ayudar.

Nuestro tema, en Diario del Viajero, está relacionado casi siempre con la parte más gratificante del turismo: viajar, conocer, compartir cosas bellas, aprender, crecer. Pero el viajar, el turismo, es una potente industria y una herramienta de crecimiento económico y social.

Podemos usarla para aportar a la imperiosa necesidad futura de recomponer, de reedificar un país después de la tragedia. Todo aquel que visite Birmania estará haciendo más por los birmanos y su futuro que sus propios gobernantes, más preocupados por apropiarse de las ayudas internacionales que por ayudar a su gente ("olvido" que practican desde que se erigieron como autoridad).

Hay también pequeños gestos que, desde nuestro lugar, podemos hacer para protestar y difundir lo que allí pasa y sus necesidades. Si quieres, puedes sumarte a Por Birmania, una iniciativa solidaria de la comunidad de profesionales de turismo 2.0.

Desde ya, gracias.

Más info | Amnesty International Diario del Viajero | Myanmar: la antigua Birmania redescubierta

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio