Compartir
Publicidad
Publicidad

Buenos Aires abre dos playas artificiales al público

Buenos Aires abre dos playas artificiales al público
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

El verano sudamericano se presenta en la Argentina como el más caluroso y seco de los últimos 100 años con temperaturas que te tornan insoportables para quienes no tienen la posibilidad, por tiempo o dinero, de abandonar la ciudad para disfrutar de las playas.

Es ese el caso de millones de personas que deben pasar esta estación en la ciudad de Buenos Aires, rodeados de edificios, coches y asfalto. Es por ello que, como en su momento sucedió en México y en París, las autoridades de la capital del país decidieron regalarles dos playas a sus ciudadanos.

De este modo, estos sitios públicos y totalmente gratuitos se alzan en el Parque de los Niños y en el Parque Roca, uno ubicado en la zona norte de la ciudad y otro hacia el sur, de modo de satisfacer a todos los ciudadanos sin importar en qué sector residan o se alojen, en caso de tratarse de turistas.

Cabe destacar que, si bien serán playas sin mar ni un sitio donde jugar con el agua, ambos lugares han sido estratégicamente elegidos de modo que, quienes elijan el Parque de los Niños tenga vista al Río de la Plata y que los que lleguen al Parque Roca se encuentren cerca del un pequeño lago. Claro que los visitantes no podrán bañarse en esas aguas, pero sin dudas la visual ayudará a recrear la sensación de una playa verdadera.

Así, estos parques de arena se encontrarán abiertos al público de martes a domingo de 10 a 20 y hasta el día 28 de febrero. Y será allí donde el Gobierno de la ciudad de Buenos Aires ha organizado una serie de actividades de forma que quienes se acerquen puedan pasar el día más entretenido. Clases de baile, deportes, recitales y juegos para los más pequeños son algunas de las cosas que podrán hacerse en estas playas que cuentan con servicios tales como sillas, puestos de comida, sombrillas y duchas.

De este modo, la premisa será pasarla bien en medio de la ciudad y los visitantes sólo deberán prometer no llevar bebidas alcohólicas ni sustancias tóxicas, así como tampoco a sus mascotas.

Una iniciativa que ha comenzado a expandirse en el mundo entero para que todos puedan disfrutar del día al aire libre, sentirse como en la playa a pesar de no estar allí y, lo más importante, de forma gratuita.

Vía | Clarín Foto | Flickr de Mauricio M. En Diario del Viajero | Buenos Aires

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio