Publicidad

Corea del Norte abre a Corea del Sur una ruta turística

Corea del Norte abre a Corea del Sur una ruta turística
Sin comentarios

Publicidad

Hasta los lugares más cerrados y reticentes a mirar al exterior encuentran en el turismo un respiro para los problemas económicos internos. Cuando la precariedad acucia, las restricciones fronterizas se pueden relajar a la búsqueda de ingresos.

Eso parece suceder en Corea del Norte, que ha abierto su frontera oeste junto a la ciudad de Kaesong para que los surcoreanos puedan visitar una ruta de lugares históricos.

La ruta, de un día de duración y que cuesta unos 130 euros por persona, incluye la visita a lugares destacados de esta importante ciudad de la República Popular, entre ellos unas cataratas, un templo y un museo. Esta nueva ruta se suma a una ya existente abierta a Corea del Sur en 1998, el complejo montañoso de Kaesong, ya visitado por cerca de dos millones de surcoreanos.

Así que un poquito de apertura para acumular divisas extranjeras. Pero estos pequeños pasos son una muestra de algo más. Parece que el gesto ha derivado de las recientes reuniones que los presidentes de ambos países han realizado buscando un acercamiento de posturas.

Un ejemplo de turismo para aliviar espinosas tensiones políticas. Sin embargo, este hecho no quita que Corea del Norte siga siendo uno de los países que más restricciones, prohibiciones, censuras y controles aplica al extranjero.

Un país militarizado y con un todavía demasiado reciente y parcial propósito de abandonar su programa nuclear. El turismo occidental es anecdótico: no más de dos mil personas al año se atreven a visitar Corea del Norte. Tampoco lo ponen nada fácil...

Vía | ATBnoticias

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir