Compartir
Publicidad

Detenida por fumar en un avión

Detenida por fumar en un avión
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Ocurren historias curiosas por el cielo. Por lo visto, una pasajera de un vuelo de JetBlue que unía las ciudades norteamericanas de San Francisco y Nueva York, ni corta ni perezosa, se sacó un paquete de tabaco del bolso, agarró un cigarrillo y lo encendió ricamente mientras reposaba en su asiento en el interior del avión disfrutando a pulmón abierto de la nicotina.

Rápidamente los asistentes del vuelo reprendieron a la fumadora y la chica los espetó con insultos, frases racistas e incluso golpeó a un miembro de la tripulación. Se llama Christina Szele y ya había sido detenida anteriormente por consumo de cocaína.

Con la ayuda de una buena parte de la tripulación, consiguieron calmar la furia de la chica pero eso no evitó que, debido al alboroto, el piloto cambiara el rumbo y aterrizara en Denver. Los casos judiciales que surgen por los cielos son complicados y todavía no está claro si el juicio que determinará el futuro de Christina se realizará en Nueva York, Colorado o Denver. De todas maneras, lo que sí está claro es que a Christina le será prohibido subir a un avión comercial y la cárcel, sin lugar a dudas, le espera.

En uno de mis vuelos coincidí con un chico retrasado que se puso a fumar en los lavabos del avión. Iba acompañado en el vuelo por sus padres. El chico reconoció su error o, más bien, actuó avergonzado a raíz de la reprimenda de sus padres. La historia se cerró con una multa que los asistentes de vuelo entregaron a los padres. Puse mi oreja a alto volumen pero me quedé con las ganas de saber a cuanto subía la dolorosa.

Provocar, insultar y pegar ya es un paso más allá para meterse en un buen lío y eso es lo que ha conseguido esta chica que es noticia en los periódicos norteamericanos.

Ya dicen que fumar es malo, pero no sabía que la cosa podía llegar tan lejos.

Vía | 9 News

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos