Compartir
Publicidad
Publicidad

El pasaporte de Bin Laden o el fiasco de los pasaportes electrónicos

El pasaporte de Bin Laden o el fiasco de los pasaportes electrónicos
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

A partir del tristemente conocido 11S, la seguridad en los aeropuertos se ha extremado en todo el mundo. Nuevos sistemas de control se han desarrollado y se están implantando los pasaportes electrónicos según pedido de Estados Unidos.

El problema es que de los 45 países con el sistema de pasaportes electrónicos, sólo 10 están suscritos al sistema que administra los códigos electrónicos y detecta la falsedad del chip que contiene la información en el documento(PKD o Public Key Directory), y unicamente cinco de estos diez lo usan: Australia, New Zealand, Singapur, Estados Unidos y Japón.

Un ensayo llevado a cabo por el diario británico The Times ha probado que estos pasaportes no son totalmente seguros, clonando el pasaporte electrónico de un bebé británico de 16 meses e incluyéndole la foto de Bin Laden.

Un profesor holandés, con un simple lector de tarjetas y gran destreza técnica, pudo "clonar" el chip del pasaporte del pequeño (hijo de un fotógrafo del diario inglés). Esto parece que no es nada nuevo ya que un técnico informático británico avisó hace un año y medio que era posible realizarlo con cierta facilidad.

Manipando la información contenida en el chip "clonado", el profe borró la imagen de baby agregándole la del terrorista más buscado del mundo. Como hizo con la foto, podría cambiar tambien datos antropométricos (altura, raza, huellas digitales, etc.) para lo cual se supone que los pasaportes electrónicos son fiables y prácticos.

Con el mismo método, un delincuente internacional podría convertirse en cualquier otra persona con la ayuda de un técnico en sistemas informáticos y en seguridad ya que se requiere el cambio de firmas electrónicas y demás.

De hecho, este equipo de "clonadores" hizo la prueba de duplicar un documento a nombre de Elvis Presley (con su foto y datos antropométricos de otra persona) y el "fallecido" pudo entrar sin problemas en un edificio público holandés.

Quienes estén interesados en conocer los detalles de cómo se realizó este "montaje", les recomiendo la lectura de los artículos del Times que aquí enlazamos.

Más info | Times : This isn't supposed to happen: how a baby became Bin Laden y "Fakeproof" e-passport is cloned inminutes (ambos en inglés)

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos