Compartir
Publicidad
Publicidad

El Teatro romano de Sagunto, ¿a merced de quién?

El Teatro romano de Sagunto, ¿a merced de quién?
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Cuando en el futuro del patrimonio artístico de un lugar entran en juego intereses políticos, no creo que se esté mirando por el bien de dicho patrimonio. El Teatro romano de Sagunto de nuevo está siendo noticia en los últimos meses. La obra que Giorgio Grassi y Manuel Portaceli emprendieron hace 15 años para rehabilitar el teatro ha sido condenada a demolición parcial, o "reversión", por la justicia.

El Tribunal Superior de Justicia valenciano y el Tribunal Supremo, en varias sentencias, han considerado "culpable" la rehabilitación del Teatro Romano de Sagunto que se hizo entonces de mano del gobierno socialista y han ordenado su demolición parcial porque no se limitó a restaurar, sino que reconstruyó con nuevos materiales. En concreto, se habla de una reversión parcial de las obras. Pero ya empezamos a hablar de partidos políticos...

El abogado que promovió el caso, ex diputado del PP, exige que la condena se ejecute, aunque otros políticos, gestores culturales y colectivos de arquitectos están en contra y ponen en duda que los jueces decidan sobre aspectos técnicos como qué se puede considerar "restauración", "reconstrucción" o "reversión".

Ciertamente es complicada una solución para todos los gustos, máxime cuando la sentencia impone que las obras han de dar como resultado algo "bello", con lo absolutamente subjetivo que resulta el concepto.

Pero para ello, habría que buscar la opinión de los expertos, sobre todo restauradores e historiadores del arte, de todos los signos políticos, que puedan aportar su experiencia y los datos más objetivos posibles al respecto.

Muchas firmas se han recogido en contra de la demolición, sobre todo del ámbito artístico, digamos, de izquierdas. También hay restauradores, catedráticos, arquitectos y otros profesionales que están en contra del derribo del teatro porque consideran que se le haría más daño que beneficio.

Enfrente, otros sectores vinculados a la derecha valenciana, insisten en derribar la obra. La Generalitat Valenciana lo que quiere es emprender unas obras que acarreen un desgaste del teatro mínimo. Pero también muchos habitantes de Sagunto, y por supuesto no todos de derechas, vieron en su momento las obras como un sacrilegio. Y hoy día quieren que se cumpla la resolución del Supremo.

Teatro romano de Sagunto

Sin embargo, otros muchos de sus habitantes consideran que una reversión de las obras, con el gasto de millones de euros, sería perjudicial. Y que ese dinero se podría invertir en promocionar Sagunto y en mejorar sus infraestructuras.

En definitiva, asociaciones de vecinos, de comerciantes, culturales... a favor y en contra de la resolución. Aquí encontramos un vídeo del reportaje con la opinión de unos y otros (en catalán).

Viendo las fotos de cómo estaba el teatro a principios del siglo XX (imagen superior), se puede considerar que hoy día ha mejorado muchísimo, aunque, efectivamente, quede muy poco de "romano". Al ver fotos más recientes, como las del estado del Teatro tras las múltiples restauraciones llevadas a cabo en los 70, se ve una notable mejoría.

En cualquier caso, y a pesar de lo complicada de la cuestión, es una lástima que el futuro de una importante muestra del patrimonio histórico y cultural quede a la deriva de vaivenes políticos. Estamos hablando del primer edificio declarado como Monumento Nacional en España (1896), construido por los romanos en el siglo I d. C.

En estos momentos, sigue en pie la sentencia que en diciembre de 2007 otorgaba un plazo de 18 meses para ir desmontando manualmente las placas de mármol de las graderías, así como el derribo del muro de cierre de la escena hasta una determinada altura.

En teoría, se han llevado a cabo minuciosos estudios técnicos para afrontar esta reversión con el mínimo daño posible al Teatro. Al menos en ello quiero confiar. Estaría bien que, al final, algo del espíritu romano, de máscaras, actores, coros, y recuerdos de Plauto y Terencio, volvieran a vagar por Sagunto.

Más información | Spanisharts Más información | El País Más información | La reversión del Teatro Romano a su estado original divide a la opinión pública de Sagunto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio