Compartir
Publicidad
Publicidad

Ni líquidos, ni geles, ¡ni queso camembert! en los aviones

Ni líquidos, ni geles, ¡ni queso camembert! en los aviones
Guardar
4 Comentarios
Publicidad

Los terroristas deben estar muertos de risa con la que armaron en los aeropuertos con las nuevas medidas de seguridad.

Nuestra compañera María Victoria cuenta de primera mano las absurdas vicisitudes que vive un pasajero antes de subirse a un avión.

Me parece bien ser precavidos, pero esto se está saliendo de madre. Las prohibiciones sobre algunas sustancias me parecen exageradas y eso de andar enseñando en una bolsa transparente los artículos íntimos, algo indiscreto.

Acabo de ver una noticia sobre los atrasos en los aeropuertos de Francia por los pasajeros que habían comprado quesos blandos franceses como camembert (¡qué delicia!) o el apreciado foie-gras por ser productos “dúctiles”.

¿Es que acaso alguien podría armar una bomba de queso? Claro, es que la famosa goma para fabricar explosivos también es dúctil (maleable).

Con hacerle oler al de seguridad que se trata de queso camembert, basta. De todos modos, los puestos de seguridad se han convertido en “puntos de cata”. A las madres les hacen probar los potitos y la leche del bebé para comprobar que no son explosivos.

¡La situación es kafkiana!

A todo esto, en este preciso momento los terroristas investigan nuevas formas de fabricar bombas… ¿de queso camembert?

Vía | Yahoo News En Diario del viajero | Viajando con la bolsita en la mano En Diario del viajero | Nueva normativa europea de seguridad en aeropuertos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos