Compartir
Publicidad

¿Por qué pelean en el Santo Sepulcro?

¿Por qué pelean en el Santo Sepulcro?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Ayer presenciábamos estupefactos en los informativos de la tele una pelea entre sacerdotes católicos cristianos que se desarrollaba en el interior de la Basílica del Santo Sepulcro, en Jerusalem (Israel).

Más allá de lo inaudito de pensar que los encargados de enseñar a vivir en la concordia cristiana, los supuestos custodios de enseñanzas milenarias de comprensión y entendimiento, sean los protagonistas de una pelea callejera a puntapiés y manotazos, quise saber qué razón los había impulsado a llegar a la violencia.

Por lo visto estas situaciones no son excepcionales. Todo nace de un "reparto" de espacio que, desde hace siglos, viene siendo objeto de disputas más o menos veladas.

El mantenimiento de la iglesia está a cargo de católicos romanos, ortodoxos griegos, ortodoxos armenios, ortodoxos sirios, coptos y etíopes que hacen respetar cada centímetro de su área.

Entre las seis comunidades católicas cristianas que "conviven" en el interior de la iglesia, la de los etíopes es la menos favorecida. Resulta que en 1808 un incendio destruyó gran cantidad de reliquias y documentos, entre los que se encontraban los que certificaban el área específica que le correspondía. Ante la falta de "escritura", las otras cinco comunidades enviaron a los etíopes (minoritarios y pobres en relación con ellos) a administrar la azotea de la iglesia. Y allí están desde entonces, en el Deir al-Sultan o monasterio del Sultán.

Otro motivo casi cotidiano de conflicto es el de las lámparas de la Piedra de la Unción. Sobre esta laja fue depositado el cuerpo de Jesús para ser ungido antes de ser colocado en el sepulcro, a escasos metros de distancia. Pues los distintos grupos se pelean por colocar allí sus lámparas y velas, quitando las que ponen los otros.

Entre pequeñas escaramuzas, los distintos grupos católicos cristianos pasan los días espiando los movimientos de sus vecinos, mientras el control del acceso a la iglesia está en poder de los musulmanes. Es que, desde el siglo XIII, dos familias de origen árabe son las guardianas de las llaves de la portada principal, para evitar que alguno de los grupos deje fuera al resto.

Vídeo | Youtube Más info | El País

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio