Compartir
Publicidad

Todos los turistas son sospechosos en Japón

Todos los turistas son sospechosos en Japón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Desde ayer todos los turistas que llegan a Japón son fichados por la policía, que toma sus huellas dactilares y fotografía. Todos excepto los menores de 16 años y los residentes permanentes con permisos especiales.

Es la consecuencia de la entrada en vigor de la nueva Ley para el Control de la Inmigración, y las autoridades niponas lo justifican (seguro que les suena) con la excusa de reforzar la seguridad nacional y luchar contra el terrorismo.

Pero lo más grave es que los datos recolectados así pasan a formar parte de un archivo de investigación criminal, y no parece que tengan intención de borrarlos una vez el turista haya abandonado el país.

Es más, la información obtenida será contrastada con la base de datos de Interpol, el FBI y otros organismos para ver si hay coincidencias de "indeseables". Esto me parece sumamente peligroso, porque ¿quien nos asegura que nuestros datos no van a entrar a formar parte también de los archivos de esos otros organismos?

Desde Amnistía Internacional denuncian que esto va a suponer trato discriminatorio para los extranjeros, que serán tratados a partir de ahora como sospechosos en potencia, nada más poner los pies en el país nipón.

Así que si tienen programado un viaje a Japón vayan preparados para la maquinita.

Via | Público

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos