Compartir
Publicidad
Publicidad

El fiordo de Milford Sound, una maravilla de Nueva Zelanda

El fiordo de Milford Sound, una maravilla de Nueva Zelanda
Guardar
5 Comentarios
Publicidad

Si la Milford Highway constituye en sí misma un espectáculo digno de verse, Milford Sound es la guinda sobre el pastel: el fiordo más famoso de Nueva Zelanda, y uno de los lugares más sobrecogedores del mundo.

Conocido como Piopiotahi en maorí, el fiordo de Milford Sound es la joya del Parque de Nacional de Fiorland; una auténtica maravilla que, gracias al cuidado que los neozelandeses ponen en proteger sus espacios naturales, se conserva prácticamente virgen, intacta.

La manera más común de admirar Milford Sound es tomando uno de los barcos que varias veces al día salen de su pequeño puerto, recorriendo durante hora y media o dos horas el fiordo hasta el mar de Tasmania. También es posible alquilar un kayak y, acompañado por un guía autorizado, remar uno mismo entre esas gigantescas montañas que llegan a alcanzar los 1.200 metros de altura.

El escenario es espectacular: enormes cascadas cayendo con una fuerza brutal, sobre todo en los días de lluvia (la mayoría, pues Fiorland es una de las regiones más húmedas del mundo), y grupos de focas y pingüinos que habitan en el fiordo en libertad, ajenos a los flashes de los turistas.

Para llegar a Milford Sound podemos alquilar un coche o contratar una excursión que nos llevará por la Milford Highway hasta el fiordo, o bien calzarnos las botas y hacer el famoso Milford Track: un trekking de cuatro días que, según los afortunados que lo han hecho, es de los más espectaculares del mundo.

Foto | Stefan Heinrich
En Diario del Viajero | Cómo hacerse entender en Nueva Zelanda, Arrowtown: la ciudad de la fiebre del oro en Nueva Zelanda

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio