Compartir
Publicidad

Nunca es demasiado tarde para aprender una cosa nueva: el Saraswati de Bali

Nunca es demasiado tarde para aprender una cosa nueva: el Saraswati de Bali
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Uno de los tópicos contra los que más intento luchar es el de que debemos respetar a nuestros mayores (por el hecho de ser mayores), que las personas con canas saben más porque tienen más experiencias (aunque no sepamos cuán productivas fueron tales) o que la edad te proporciona mayor conocimiento y sabiduría (cuando habrá personas más jóvenes que quizá han usado más tiempo para aprender y han vivido más experiencias enriquecedoras).

Este tópico también resulta nocivo para los propios ancianos porque les permite apoltronarse una vez se han cumplido determinados años. Como todo el mundo los respeta y venera, como sus opiniones parecen sentar cátedra, entonces se creen más sabios de lo que son. Lo que, unido a la pereza típica de la edad, propicia que la gente mayor ya no haga mucho más por aprender cosas nuevas, evolucionar, admitir que estaba equivocado durante décadas. Convirtiéndose en momias. Por eso, precisamente por eso, me atrae tanto el Saraswati de Bali, en Indonesia.

Saraswati es la diosa hindú del conocimiento y el aprendizaje, y los hindúes balineses le tienen tanto respeto a la adquisición de nuevos conocimientos, con independencia de los años que se hayan cumplido, que incluso han constituido una celebración en su honor que se produce cada seis meses: el Día de Saraswati.

El día de aprender

El Día de Saraswati o Día del Conocimiento se celebra en Bali cada 210 días, el último día del calendario balinés Pawukon. Niños y profesores se visten de manera especial. En las escuelas se rezan oraciones para incrementar la sabiduría.

640px Chinese Sarasvati Walters 35292 Detail

En general, se bendicen los libros con ofrendas de flores e incienso: porque, recordad, si opinamos sin leer libros, solo inspirados por nuestras experiencias personales, probablemente tropezaremos con sesgos cognitivos, y en una profunda pedantería del que cree saber más de lo que se sabe (o dice que no se sabe lo que ya se sabe, lo cual es igualmente atrevido). Eso sí, cuidado con lo que leéis: la mayoría de los libros son tontos o falsos.

Ese día nadie debe estudiar ni llevar a cabo ningún arte, ya que se considera que ese día la diosa misma está bendiciendo los libros y los instrumentos. Tal y como lo explican en el libro Happy de Lonely Planet:

Aunque se supone que durante este día especial los balineses no pueden leer ni estudiar para poder centrarse en honrar a Saraswati, la tradición nos recuerda que no hay límites para la adquisición de conocimiento. Y lo mejor es que es muy fácil de hacer: leer un libro, apuntarse a un curso o hacer un viaje a algún sitio desconocido. Un compromiso con el aprendizaje de por vida te ayuda a expandirte y crecer. Te da la oportunidad de dar con nuevos intereses, desarrollar nuevas habilidades y descubrir talentos innatos que no sabías que tenías.
700px Pura Taman Saraswati (ubud, Bali, Indonesia)

La diosa se adora durante navaratri (nueve noches). El festival concluye el décimo día de navaratri (Vijaya Dashami) y es costumbre estudiar este día, que se llama Vidya-ārambham (literalmente, ‘comienzo del conocimiento’).

Como nos explican en Voltant pel món, uno de los templos que podemos visitar en cualquier época del año relacionado con la diosa Saraswati es el Pura Taman Saraswati, un lugar muy pinturesco flanqueado por un pequeño estanque lleno de flor de loto:

En el interior hay esculturas que homenajean a Saraswati, la diosa de la calma y del arte, y semanalmente hay un espectáculo de danza nocturno. Durante el día podéis ver a algunos pintores decorando máscaras. Para entrar en los templos es necesario llevar sarung, una especie de falda que cubre las piernas hasta abajo, pero en la mayoría te lo dejan gratuitamente o te piden una donación.

Imágenes | Nepomuk

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio