Publicidad

Los "calanques" de Piana, un paisaje de ensueño en Córcega

Los "calanques" de Piana, un paisaje de ensueño en Córcega
Sin comentarios

Hoy viajamos desde el aire a un espectacular sitio natural: las "calancas" o "calanques" de Piana, un tesoro del Parque Natural Regional de Córcega, junto a la Reserva Natural marina y terrestre de Scandola. Situadas en la costa oeste de Córcega, en Piana, entre Calvi y Ajaccio, al sur de la bahía de Porto.

Córcega es uno de mis viajes pendientes desde que hace unos años tuviera la suerte de conocer brevemente su capital, Ajaccio, en una parada de una travesía en crucero. Pero ya desde el barco asomaba la grandeza del paisaje de esta isla mediterránea, una muestra de la cual es este parque natural de Piana.

Las calancas de fueron declaradas Patrimonio de la Humanidad de la UNESCO en 1983. Una “calanca” o “calanque” en francés es una especie de fiordo mediterráneo, un golfo estrecho y profundo, entre montañas de laderas abruptas. Esta zona de Piana cuenta con formaciones rocosas curiosas, algunas espectaculares, que pueden contemplarse tanto por tierra como por el mar.

La roca granítica, a menudo de color anaranjado, forma cavidades curiosas, de recorridos imposibles, perforadas por la acción del clima, las variaciones de temperatura, la humedad y los vientos. Allí se encuentran rocas como la "cabeza de perro" o la cavidad del "corazón en la montaña".

Piana Córcega

Existen muchas maneras de contemplar este paisaje y jugar a buscar formas, tanto por carretera, tomando la que une Porto y Piana, como por mar, en excursiones organizadas en barcos que salen de Porto. Por carretera la ventaja es ir a tu aire, aunque hay que tener en cuenta que se trata de calzadas muy estrechas y no existen muchas zonas donde aparcar.

En barco hay que pagar entre 20 y 30 euros por la excursión, pero es este caso tenemos una perspectiva diferente, a los pies de los acantilados moldeados al ritmo del mar y descubriendo las columnas de piedra de color escarlata que se adentran bajo las aguas.

Por supuesto, también está la opción del senderismo, hay numerosas rutas señalizadas, de dificultad y duración muy diversa (desde 45 minutos a seis horas), con más o menos desnivel, con pasarelas, de caminos forestales, junto a precipicios... y lo mejor es que tenemos al alcance esas formaciones rocosas más populares.

Sea como sea, lo mejor es disfrutar de estas vistas peculiares al atardecer, junto al mar y los arrecifes, toda una variedad de colores inolvidable. Como aperitivo hasta que podamos explorar la zona en persona, os dejamos con unas imágenes del parque natural de los calanques de Piana en Córcega a vista de dron.

Fotos | JeanbaptisteM y Carolien Coenen en Flickr-CC
Vídeo | Vimeo

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio

Explora en nuestros medios