Compartir
Publicidad
Publicidad

Los 10 viajeros a los que me gustaría parecerme cuando sea mayor (y II)

Los 10 viajeros a los que me gustaría parecerme cuando sea mayor (y II)
Guardar
2 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Seguimos con este repaso a los viajeros de los que quiero aprender para hacerme mayor, que empezamos en la anterior entrega de este artículo. Muchos son de verdad, otros son de ficción. Pero ¿qué importa lo que sea verdad y ficción? Lo que importa es lo que podemos aprender de ellos. A continuación, lo seis que me había dejado en el tintero.

5. Nellie Bly

320px-nellie_bly_2.jpg
Todos conocemos las aventuras de Phileas Fogg descritas por Julio Verne en La vuelta al mundo en 80 días (1872). Sin embargo, pocos conocen la odisea de Nellie Bly, una periodista que por las mismas fechas que se publicaba el libro de Verne daba la vuelta al mundo solo en 72 días. Incluso escribió un libro narrando su aventura, mucho menos célebre que la obra de Verne: Vuelta al mundo en 72 días. Podéis leer su historia aquí. De mayor quiero ser como ella.

6. James Holman

james.holman.by.george.chinnery.1830.jpg
El buen viajero se caracteriza en que presta atención a todas las cosas, y de todo aprende algo. A veces viajamos tan velozmente que nos limitamos a tirar cuatro fotos y a seguir adelante. Deberíamos exprimir nuestros cinco sentidos. Y James Holman nos enseña hacerlo mejor que nadie. ¿Cuál es su secreto? Que es invidente, así que puede viajar por todo el mundo apreciando las cosas con los otros cuatro sentidos. Sus libros de viajes son impresionantes porque te muestran la realidad desde otro punto de vista (o de no vista, para ser exactos).

En su primer viaje, en pleno siglo XIX, recorrió media Europa y, entre otras cosas, se paseó por el cráter del Vesubio o escalo la cúpula de San Pedro en Roma. En lo que hoy es Guinea Ecuatorial, el gobierno británico bautizó un río con su nombre, en honor a su cruzada contra la trata de esclavos en la región. De mayor me gustaría parecerme a él.

7. Cheryl Strayed

6a00d8341bfb1653ef017c3864cf03970b-pi.jpg
A veces las cosas se ponen tan feas que necesitas escapar. O usar el viaje como viático, como forma de asumir lo que te ha pasado, como forma de pasar página. Así es como lo hizo Cheryl Strayed. Ahora su gran aventura recorriendo a pie la costa Oeste de EEUU con una gran y pesada mochila se ha adaptado a la gran pantalla de la mano de Jean-Marc Vallée bajo el título de Wild. De mayor quiero ser como ella.

8. Forrest Gump

051412_0230_forrestgump4.png
Por su mirada límpida, libre de prejuicios, candorosa; la mirada del que sigue adelante sin miedo. Como un niño. De mayor quiero ser como él. Porque la vida es como una caja de galletas, ¿no? Muchas veces me ha inspirado ese momento en el que Gump recorre Estados Unidos de punta a punta con la simple fuerza, sin más. De ese modo podría llegar a cualquier sitio. Porque viajar, muchas veces, es tan sencillo como eso. Aquí tenéis la ruta completa que hizo en la película. ¡Corre, Forrest, corre! De mayor quiero ser como él.

9. Jack Kerouac

kerouac_by_palumbo.jpg
En el camino es una novela en parte autobiográfica escrita como un monólogo interior y está basada en los viajes que Kerouac y sus amigos hicieron por los Estados Unidos y México entre 1947 y 1950 y contribuyó a la mitificación de la ruta 66. Todos los que hemos soñado con la libertad hemos soñado con esta clase de road movie, y yo pude experimentarlo durante unos días en los que recorrí la ruta 66, aunque solo parcialmente, como os expliqué en Mi experiencia conduciendo por la mítica Ruta66. De mayor quiero ser como él.

10. Alvin Straight

una_storia_vera_(1999).jpg
Como paradigma del viaje pausado, el viaje importante, emotivo e inmortal, no puedo olvidarme de Una historia verdadera, una película dirigida por David Lynch, basada en un hecho real ocurrido en 1994, protagonizado por un anciano de 73 años, Alvin Straight, que viajó desde Laurens (Iowa), a Mt. Zion (Wisconsin), montado en su segadora John Deere. El objetivo es reencontrarse con su hermano, que se encuentra gravemente enfermo y con el que no se habla desde hace más de 10 años. De mayor quiero ser como él. Y seguir viajando y buscando incansablemente a pesar de ser un septuagenario.

Y ¿vosotros? ¿Tenéis viajeros a los que os queréis parecer de mayores?

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio