Compartir
Publicidad
Publicidad

Los mejores aeropuertos para quedarse varado

Los mejores aeropuertos para quedarse varado
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Puede ocurrir en cualquier momento. Una demora imprevista. Una tormenta. Llegamos tarde y perdemos una conexión. En fin, que cualquiera de nosotros está expuesto a tener que pasar horas y horas (y alguna noche) varado en un aeropuerto esperando un vuelo. Y puestos en cualquiera de estos casos, y soñando un poco, ¿Cuáles son los mejores aeropuertos para pasar esas horas muertas?

La revista Forbes Traveler hace un detallado análisis de las prestaciones de algunos de los aeropuertos más utilizados y saca un “ranking” de los mejores para sobrevivir a una larga espera.

Según la opinión de viajeros frecuentes, el ranking sería el siguiente:

  1. Aeropuerto Internacional de Changi, Singapur: con un tráfico de más de 35 millones de viajeros, tiene todos los servicios que los viajeros buscamos en una terminal (y no siempre encontramos). Tiendas de todo tipo, servicios wi-fi al completo, fitness center, duchas, dispositivos para cargas de gadgets varios, cine y un ambiente refinado y accesible para relajarte y esperar disfrutando de los pequeños detalles de la cordialidad local. Sólo hay que estirarse en los sillones design de sus halls y dejar pasar el tiempo mirando los peces de su estanquebajo techo. (¿ayudará a quitarse el cabreo de la demora?)
  1. Aeropuerto Internacional de Hong Kong, China. Este nuevo aeropuerto reemplazó en funciones al veterano Kai Tak. Está ubicado sobre una isla artificial y conectado con un tren de alta velocidad y un servicio ultra rápido de ferries. Se ha convertido rápidamente en uno de los favoritos de los viajeros frecuentes por la eficiencia de sus dos terminales y su impresionante centro comercial. Además cuenta con 8 grupos de duchas y 9 salones semi-privados donde echarse una siesta. En su hotel Regal Airport Hong Kong, los que dispongan de más tiempo (y presupuesto) podrán relajarse en sus dos piscinas y fitness center.

  2. El Aeropuerto Internacional de Dallas-Fort Worth, Estados Unidos, ocupa 186.000 metros cuadrados y costó 1 billón y medio de dólares. Dien que es el más "europeo" de los aeropuertos americanos, por su toque de elegancia. Especialmente la fantástica Terminal D con sus diseño esmerado, sus 28 puertas de embarque y docenas de tiendas y restaurantes para todo presupuesto. Allí también se encuentra el "super cool" Gran Hyatt Hotel. Nuestra espera podrá amenizarse con exposiciones de esculturas de grandes nombres, salones multimedia y diversas plataformas artísticas para enriquecer nuestro espíritu (mientras seguimos esperando).

  3. A sólo 15 minutos de tren del centro de la ciudad se encuentra Kloten, el Aeropuerto Internacional de Zurich, Suiza. Los viajeros frecuentes le han votado como el "mejor de Europa". Será por su limpieza, servicio de guardería para niños, o por su enorme variedad gastronómica. O tal vez por las tiendas de todo tipo para matar el tiempo comprando. Dicen que tiene la barra de bebidas más grande del mundo. Y desde aquí, con sólo bajar a la estación de tren, podrán tener conexión con cualquier rincón de la geografía suiza con la puntualidad acostumbrada.

5.

El nuevo Aeropuerto de Munich, Alemania, se conecta con el Hauptbahnhof central en 45 minutos de tren. Su Terminal 2, construida según estrictos parámetros ecoambientales sorprende con la ligereza de su enorme estructura de acero y cristal que se abastece de energía eléctrica por paneles solares. Aquí se encuentra el Hotel Kempinski y un duty free gigante. Desde este aeropuerto, dicen que se pueden hacer las conexiones más rápidas a cualquier destino europeo (habrá que probarlo). Y para quienes debem pasar por una espera con niños (ya sabemos cómo multiplica ésto el padecimiento general), en este aeropuerto existe un área especial llamada Kinderland (al lado del Burguer King del Forum central) donde los pequeños son cuidados gratis y tienen toneladas de papel y pinturas, pelotero, cuidaddoras, pelis y hasta camitas para la siesta.

Mientras por otros aeropuertos menos dotados debemos esperar sentados en horribles sillas de plástico (donde al cabo de unos minutos ya parecen de hormigón), y peregrinar para conseguir algo que comer (a precio oro) en un mísero bar, otros tienen la fortuna de sentirse bien atendidos aún cuando deban dejar pasar el tiempo hasta el próximo vuelo.

Si quieren conocer la lista completa y los detalles, sólo tienen que hacer click aquí

Vía | Forbes Traveler

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos