Publicidad

RSS Báltico

Diez destinos de playa en Europa del este

5 Comentarios
Diez destinos de playa en Europa del este

Los países del este del telón de acero siguen siendo en buena medida desconocidos para el turismo internacional, a pesar de que hoy en día ya están plenamente integrados en Europa. Para todos aquellos que busquen vacaciones en la playa, pero a la vez quieran viajar a un destino original, proponemos esta lista.

Eslovenia, Croacia, Montenegro, Hungría, Rumanía, Bulgaria, Polonia, Lituania, Letonia y Estonia son los países representados, con destinos en las costas de los mares Adriático, Negro y Báltico, así como un destino de agua dulce. Se trata de una selección subjetiva: hay otros muchos lugares que podrían estar por méritos propios, pero hemos preferido reducir la lista a sólo diez lugares, sin repetir país.

Piran, Eslovenia

Se trata de la pintoresca villa medieval (se remonta al siglo VII) de retorcidas callejuelas que ilustra este post. Situada en la costa adriática, en la única zona de playa de la pequeña Eslovenia. Localizada en la encrucijada entre Eslovenia, Croacia e Italia, el italiano es idioma co-oficial en la ciudad, lo que sin duda facilita la comunicación para los hispanohablantes.

Leer más »
Publicidad

Paldiski (Estonia), memorias de la Unión Soviética

Comentar
Paldiski (Estonia), memorias de la Unión Soviética

Paldiski es uno de esos lugares que recuerdan vivamente cómo era la vida al otro lado del telón de acero hasta su caída hace 20 años. Durante la época soviética, la ciudad se convirtió en la mayor base de submarinos nucleares de toda la Unión. Allí llegaron a trabajar hasta 16.000 personas. Toda la ciudad estaba rodeada de alambre de espino y el acceso a ella era restringido.

Hoy quedan en Paldiski poco más de 4.000 personas, muchos edificios militares en ruinas y un cierto aire de tristeza en sus cuadriculados bloques de hormigón. La construcción de un enorme puerto privado de mercancías (aprovechando los restos soviéticos) y los nuevos proyectos de energía eólica pretenden rejuvenecer la localidad.

Antes de adentrarnos en el núcleo urbano, podemos visitar la península de Pakri, que acoge el faro más alto de Estonia. Se llega hasta allí por una carretera que bordea un peligroso acantilado donde se producen constantes derrumbes. Este hecho atrae a muchos visitantes, y las autoridades se han visto forzadas a colocar señales que adviertan del derrumbe.

Leer más »
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos