Publicidad

Este avión ya es totalmente eléctrico y podría ser la solución a la "vergüenza de volar"
Tecnología

Este avión ya es totalmente eléctrico y podría ser la solución a la "vergüenza de volar"

Publicidad

Publicidad

El #flyless, #flygskam (sueco) o #avihonte (francés) son, entre otros hashtags populares, la manifestación creciente de la "vergüenza de volar" debido a la alta contaminación que produce esta actividad. Hasta tal punto que, como ya señalamos, quizá habría que escoger entre viajar menos o pagar más por viajar.

Otra vía sería la tecnológica: encontrar un medio de transporte que contaminara menos. La NASA lo está haciendo, y acaba de presentar el primer avión experimental totalmente eléctrico.

C02 en la atmósfera

Cuatro personas en un avión producen de 10 a 20 veces más CO2 que las mismas personas que conduciendo un coche a unos 50 kilómetros por hora para cubrir la misma distancia. Pero eso no es lo peor: ni siquiera estamos contando que el impacto de un avión es mayor (el doble o el triple) porque los aviones emiten óxido de nitrógeno a la troposfera superior.

Afortunadamente, somos los seres humanos que menos contaminamos de los últimos siglos gracias a la tecnología (naturalmente, contaminamos menos porcentualmente, pero el problema es que no dejamos de multiplicarnos y eso se traduce en mayor contaminación global). Y esto puede volver a repetirse en el campo de la aviación gracias a este desarrollo de la NASA.

La primera configuración totalmente eléctrica del X-57 Maxwell de la NASA ha sido recibida en el Centro de Investigación de Vuelo Armstrong de la agencia espacial en Edwards, California.

Afrc2019 0242 59

Un objetivo del proyecto X-57 es ayudar a desarrollar estándares de certificación para los mercados emergentes de aviones eléctricos, incluidos los vehículos de movilidad aérea urbana. Según explica el gerente del proyecto X-57 Tom Rigney:

El equipo X-57 pronto realizará extensas pruebas en tierra del sistema integrado de propulsión eléctrica para garantizar que la aeronave esté en condiciones de aeronavegabilidad. Planeamos compartir rápidamente lecciones valiosas aprendidas en el camino a medida que avanzamos hacia las pruebas de vuelo, ayudando a informar el creciente mercado de aeronaves eléctricas.

Otra gran baza en este sentido es el avión que se alimenta de energía solar Solar Impulse 2. El aparato mide de ancho más que un Boeing 747 (de ala a ala) pero que solo pesa 2,3 toneladas. Tiene instalados 17.000 paneles solares combinados con unas baterías de litio de alta capacidad encargadas de proveer de energía al avión por la noche. Incluso ha logrado ya completar una vuelta alrededor del mundo.

Temas

Publicidad

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir