Compartir
Publicidad
Publicidad

Diez ciudades para salir de fiesta aún por descubir

Diez ciudades para salir de fiesta aún por descubir
Guardar
3 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Los que estén aburridos de salir siempre por los mismos sitios, y los que rechazan viajar a los mismos lugares a los que viaja todo el mundo, deberían echar un vistazo a esta lista. Se trata de las diez mejores ciudades para salir de fiesta aún no descubiertas por el turismo de masas, seleccionadas por Lonely Planet, como parte del libro "Mil experiencias definitivas"

La popular editorial viajera recorre los cinco continentes en busca de zonas de juerga inexploradas y debo decir que las dos ciudades europeas seleccionadas (Belgrado y Salónica) merecen estar en dicha lista. Y por supuesto, tampoco me importaría hacer un viaje a las otras ocho. Veamos la lista completa.

Belgrado

No es casualidad que la capital de Serbia encabece la lista. Se trata de una ciudad de moda, y el reciente levantamiento de restricciones de viaje a los serbios está multiplicando las conexiones internacionales de su aeropuerto. En Belgrado hay bebida barata, horarios ininterrumpidos, una enorme diversidad de ambientes y estilos musicales, y por supuesto, mujeres despampanantes... una combinación que merece la pena conocer antes de que se llene de hordas británicas celebrando despedidas de soltero, como ha sucedido en Praga o Riga.

Las posibilidades nocturnas de Belgrado son infinitas. Desde los bares-barco de la isla fluvial de Ada Ciganlija hasta históricas tabernas (kafanas) como "?" (sí, es un signo de interrogación), que lleva funcionando sin nombre más de 130 años. Desde la zona llamada Silicon Valley por los implantes que lucen algunas clientas de estas discotecas hasta la infinidad de bares pintorescos en la zona vieja. Dentro de muy pocos años se hablará de Belgrado como el destino de moda... pero quizá entonces ya sea demasiado tarde para descubrir su auténtico sabor.

Montréal

La ciudad francófona más importante de Canadá es también la favorita para salir de fiesta, entre otras cosas por su marcado carácter estudiantil. El barrio viejo parece directamente sacado de una ciudad europea, con sus bares universitarios y clubes de jazz, pero tampoco faltan las grandes discotecas. Y para pasar la resaca, se puede esquiar en el cercano Mount Royal que da nombre a esta ciudad.

Buenos Aires

Teniendo varios editores de Diario del Viajero que viven o han vivido en la capital argentina, quizá yo no sea el más indicado para hablar de sus encantos. Sin embargo, la cultura del tango y la fusión única de influencias europeas y americanas convierten a Buenos Aires en una ciudad muy atractiva para vivir la noche. No todo es tango, ya que el jazz, la salsa y otros muchos estilos también tienen su hueco en multitud de locales.

Dubái

Dubái es la capital del lujo y los edificios más altos del mundo. Es la respuesta a aquellos que se preguntan hasta qué punto el dinero sirve para construir fantasías. Se trata de una ciudad extravagante, nacida en pleno desierto al calor de los petrodólares y la especulación inmobiliaria. En la ciudad hay discotecas exclusivas y bares que sirven como punto de encuentro a la enorme comunidad extranjera: en Dubái viven decenas de miles de personas de todo el mundo pero los locales tienen prohibido el consumo de alcohol.

Salónica

La capital de la región de Macedonia es la segunda ciudad de Grecia y la sede de la mayor universidad del país. La población estudiante mantiene la fiesta activa durante los siete días de la semana (y doy fe de que se puede salir 24 horas seguidas aunque no sea fin de semana). La ciudad es especialmente activa durante el curso escolar, en contraste con los destinos masificados de las islas, que en invierno están en letargo total.

En la ciudad hay muchos garitos alternativos, pero también algunos de los bouzoukia más populares de Grecia, donde se escucha la música popular griega y donde la tradición (ya extinta) mandaba romper los platos. Las terrazas del paseo marítimo, bajo la mirada de la Torre Blanca, son el lugar para mezclarse con la "beautiful people" y tomarse un café aunque sea de madrugada y un cóctel aunque sea a media tarde.

La Paz

Se trata de la capital de estado situada a mayor altitud. A más de 3000 metros de altura, el oxígeno escasea y el alcohol hace efecto más rápido. Definitivamente, La Paz está lejos de las grandes rutas mundiales de la fiesta, pero eso es toda una ventaja, ya que se trata de una ciudad con un ambiente genuino fruto de la mezcla de culturas en uno de los países con mayor proporción de población indígena de América. En las discotecas de moda, la clase alta del país se mezcla con la comunidad extranjera y los ocasionales turistas, pero no faltan las tabernas populares animadas por música tradicional en directo.

Ciudad del Cabo

La capital de Suráfrica vivirá su gran explosión durante el Mundial de Fútbol, pero los que quieran adelantarse ya pueden disfrutar de los encantos de la ciudad más cosmopolita de África. Las noches de Ciudad del Cabo son vibrantes e interminables, pero no faltan tranquilas terrazas a la orilla del mar y sofisticados bares donde degustar los excelentes vinos del país. Además, las playas de los alrededores son fabulosas.

Baku

¿Dónde está Baku? se trata de la capital de Azerbayán, a orillas del Mar Caspio. Desde los años 90, la ciudad ha florecido al mismo tiempo que los yacimientos de petróleo y gas del Caspio. La consiguiente avalancha de dinero ha atraído a numerosos extranjeros y ha permitido a los azeríes viajar cada vez más, ya sea por trabajo o placer, dando a la ciudad un exótico toque cosmopolita en un país musulmán del Cáucaso.

Auckland

Justo en las antípodas de España se encuentra Nueva Zelanda, un destino remoto y atractivo a la sombra de su gran vecino australiano. En Auckland se puede encontrar desde música folk en directo hasta grandes discotecas que abren 24 horas, sin que falten los elegantes bares frente al mar. Como curiosidad, la ciudad alberga una torre que es la estructura más alta del hemisferio sur y desde la que se puede hacer puenting.

Tel Aviv

Se trata de la capital administrativa de Israel y con toda probabilidad la ciudad más occidental de Oriente Próximo. Se trata de un oasis de seguridad comparado con otras zonas del país. La ciudad disfruta del magnífico clima mediterráneo durante todo el año, propicio para las terrazas y las largas noches de fiesta. Sus discotecas se encuentran en la vanguardia musical y la ciudad presume de tener un ambiente relajado y acogedor con las minorías.

Vía | "1000 Ultimate Experiences", Lonely Planet

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos