Compartir
Publicidad
Publicidad

Staycation: ante la crisis, vacaciones en casa

Staycation: ante la crisis, vacaciones en casa
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad


La crisis financiera mundial llevó a muchos a replantearse el tema de los viajes durante las vacaciones. Claro, dado que no todos pueden llevar adelante el gasto que supone salir de la ciudad para disfrutar de esos días de descanso.

Es así que los problemas económicos dieron lugar a una nueva tendencia llamada Staycation. Un neologismo que suma dos palabras: stay (estar o quedarse) y vacation (vacaciones). En definitiva, se trata del período de tiempo durante el cual un individuo o una familia se queda y se relaja en su casa, dejando de lado la posibilidad de viajar fuera de la ciudad.

Claro que en la teoría parece una tarea sencilla, pero llevar a la práctica esta opción no es nada fácil si lo que realmente se desea es pasar unas auténticas vacaciones alejados del trabajo, las tareas domésticas y las preocupaciones que afectan a cualquiera durante todo el año.

Consejos

Es por ello que, para disfrutar de unas Staycations, habrá que tener en cuenta una serie de consejos e ideas. Veamos…

  • Es una buena idea el hecho de establecer una fecha de inicio y una de finalización de las vacaciones. Tal y como si se hubiese viajado. De este modo, se evita el hecho de sentir que esos días son jornadas corrientes, dentro de casa.
  • Preparar un organigrama de actividades a realizar, de modo que no queden días “vacíos”.
  • Evitar el contacto permanente con familiares y amigos. ¿Acaso cuando sales de vacaciones los llevas contigo?
  • Establecer un presupuesto y determinar en qué se gastará (restaurantes, excursiones, tickets de museos y demás).
  • Ser precavidos y tener listo el material de entretenimiento dentro de casa: juegos de mesa y películas son siempre una buena opción.
  • Y aunque suene un tanto descabellado: tomar fotos. Quedarán recuerdos y dará la sensación de haber tomado unas vacaciones fuera de casa.
  • Dedicar una jornada al relax y al cuidado. Es por ello que organizar un día de spa es una excelente idea. Dentro o fuera de casa. Todo depende del presupuesto y las ganas de cada uno.
  • Y para los amantes de la lectura que durante el año no tienen tiempo, es esta una gran oportunidad de ponerse al día con aquellos libros que tanto se deseaba leer.
  • Pero como la esperanza es lo último que se pierde, por qué no aprovechar estas vacaciones para planear las próximas y elaborar un plan de ahorro para, el año próximo, poder viajar a algún lugar.
  • Si se cuenta con un Parque de Diversiones en la ciudad o en cercano a ella, es una buena opción para aquellos que han tomado unas Staycations con niños.
  • Por su parte, visitar los museos locales es una excelente oportunidad de ver los atractivos de la propia ciudad con ojos de turista. De conocer y recorrer aquellos sitios que, de otro modo, seguramente no visitarían.
  • ¿Hace calor? En caso de contar con una piscina en casa se puede disfrutar de ella e, incluso, organizar una pequeña fiesta allí con música y una barbacoa. Sino, siempre existen opciones de piscinas públicas o en clubes.
  • Y por qué no ser turista en la ciudad en la que se vive alojándose en un hotel. Esto, claro, en caso de contar con un presupuesto menos ajustado. Por supuesto que no es necesario pasar allí varios días. Con una noche será suficiente para haber hecho algo distinto.
  • La web puede ser siempre la mejor amiga de aquellos dispuestos a pasar unas agradables Staycations. Claro, es que además de los blogs de viajes, habrá que prestar especial atención a los portales de turismo oficiales de cada destino y a las webs de ofertas para saber qué actividades ocurrirán, de modo de poder aprovecharlas y disfrutarlas.
  • Organizar días o comidas temáticas: la noche mexicana, el día oriental, la jornada caribeña…

Beneficios de una Staycation

  • Son mucho menos costosas que las vacaciones en las que se viaja debido a que no existen gastos de transporte, alojamiento y comidas, entre otras cosas.
  • No existe el estrés asociado con los viajes (preparar las maletas, esperas en aeropuertos, vuelos)
  • Es una buena oportunidad de conocer la propia ciudad y recorrer lugares que, durante el año, pasan desapercibidos.

Desventajas de una Staycation

  • Estar cerca del lugar en el que se trabaja puede llevar a muchos a la tentación de realizar alguna actividad relacionada con él. Aunque también existe la posibilidad de que los jefes consideren que, al no haber viajado, sus empleados están disponibles para ser llamados… y molestados.
  • Al tener acceso al correo electrónico y el teléfono, se puede ser contactado todo el tiempo.
  • Si no se realiza una agenda de actividades y el tiempo sin hacer nada es mucho, se corre el riesgo de aburrirse, o pelearse.

Foto | Flickr de Nanagyei
En Diario del Viajero | El Viaje Lento gana adeptos

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos