Compartir
Publicidad

Viaja en tu submarino privado

Guardar
1 Comentarios
Publicidad

En dos oportunidades tuve la “fortuna“ de estar dentro de un submarino, y ambas experiencias me reafirmaron en el convencimiento de que “éso no es para mi“. Sin embargo, quienes busquen un medio de transporte exclusivo y no sufran ninguna forma de claustrofobia (y se lo puedan pagar) pueden acceder a un viaje en submarino privado.

Una empresa holandesa dispone una flota de minisubmarinos que pone a disposición de aquellos que quieran hacer inmersiones puntuales, investigaciones o practicar una nueva forma de turismo. Desde una salida a espiar qué hay debajo del horizonte frente a tu ciudad, hasta un itinerario personalizado para observar el subsuelo marino de ese destino soñado del otro lado del mundo.

A la manera del profesor Pierre Aronnax y su fiel criado Conseil, en la obra de Julio Verne, podrás disponer de tu propio Nautilius para aventurarte en los paisajes sumergidos que quieras conocer. Estos minisubmarinos pueden acercarte a los maravillosos y desconocidos paisajes sumergidos entre los 100 y 1000 metros de profundidad, por lo que el abanico de posibilidades (y tentaciones) a despliega infinitamente al viajero avido de estas visiones.

¿Caro? Por supuesto. Un servicio super exclusivo reservado a quienes se lo puedan pagar. Por lo pronto, conmigo no cuenten.

Video | Youtube
En Diario del Viajero | Jules’Underwater Lodge: un hotel submarino
En Diario del Viajero | Un semi submarino personal

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio