Compartir
Publicidad
Publicidad

¿Puede Renfe eliminar las rutas no rentables?

¿Puede Renfe eliminar las rutas no rentables?
Guardar
4 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Leo la noticia de que Renfe podría cerrar las rutas ferroviarias de viajeros que no le sean rentables, unos servicios que, aun así, probablemente sean el único medio de transporte de muchos pasajeros. El operador ferroviario español no tiene una imagen demasiado amable para el usuario, y esta noticia, junto a la del aumento de precios en 2010, creo que no hace sino aumentar esa sensación.

La posibilidad de llegar a un nuevo cierre de determinadas rutas obedece a la política de rentabilidad que la empresa se ha fijado en su nuevo plan estratégico 2010-2012. Si al Estado o a las comunidades autónomas correspondientes no les interesa costear los servicos ferroviarios de viajeros que no les sean rentables, esas líneas podrían suprimirse.

Los servicios ferroviarios de servicio público se encuentra conformado por todos los servicios de Cercanías y Media Distancia. El grupo de negocios lo conforman Larga Distancia y el AVE, exentos del examen de rentabilidad que pretende realizar la empresa. Es decir, que entre las líneas afectadas estarían esas de cercanías o medias distancias, unos servicios considerados de interés público.

Y es que Renfe es una Entidad pública empresarial, una clase de Organismo público dependiente del Ministerio de Fomento de España, que tiene una gestión independiente. Ni todos los ingresos de Renfe proceden de los presupuestos del Estado ni se depositan directamente en el tesoro público.

Entonces, la respuesta a la pregunta que nos planteábamos imagino que es sí, Renfe puede eliminar las rutas no rentables, porque si como empresa no saca beneficios, podrá dehacerse de esos trayectos.

Pero, ¿y como servicio público? ¿No está obligado a intentar conservar esas líneas? ¿No están el Estado o la Comunidades afectadas obligados a intentar mantener las rutas no rentables?

Adif (Administrador de Infraestructuras Ferroviarias), la compañía que gestiona Renfe, recibe aportaciones estatales e incluso de fondo europeo para desarrollar sus estructuras, y se supone que le llegarían los beneficios en 2010. La crisis les habrá afectado, como a todos.

Pero del mismo modo que no se tiene reparos en subir precios de los servicios públicos así como de la larga distancia, no se debería cuestionar el servicio que se hace a los pasajeros, o al menos debería haber un esfuerzo por mantenerlo, que para eso son servicios públicos.

Me viene a la cabeza otro ente público como Televisión Española, que sin publicidad mantiene (de momento) su programación. Esperemos que dentro de unos meses no nos quiten los programas culturales porque no son rentables...

Y, aunque Renfe pueda suprimirlas, sabemos que Renfe no debería eliminar las rutas no rentables mientras haya pasajeros que las soliciten y para los que puede representar el único servicio como medio de transporte.

Vía | Expreso En Diario del viajero | Noticias de Renfe

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos