Algunos atractivos gratuitos para disfrutar en Lima, Perú

Sigue a

Lima, Perú

Lima, Perú.

Lima es una ciudad que promete. Una ciudad con todo el encanto colonial de su centro histórico, con la belleza de su costa, lo exquisito de su gastronomía, lo moderno de algunos de sus barrios y lo maravilloso de su historia.

Una capital que vale la pena recorrer, conocer, investigar y disfrutar. Una capital que, además, cuenta con una serie de atractivos totalmente gratuitos. Sitios que se pueden visitar sin necesidad de pagar ni un solo euro y a través de los cuales, el viajero podrá sentir que conoce diferentes aspectos del destino.

Veamos, entonces, cuáles son algunos de ellos:


  • La Basílica Catedral de Lima: Ubicada en el centro histórico de la ciudad, más precisamente en el lado este la Plaza Mayor, este templo sufrió varias modificaciones desde que culminó su construcción en 1538, muchas de ellas obligadas por los daños causados por diferentes sismos. De gran tamaño, la Catedral es un paso obligado para los viajeros que podrán apreciar sus distintas capillas, criptas y detalles.
  • Museo de la Nación: El establecimiento es el gran conservador del patrimonio peruano. Así, sus vitrinas exponen miles de piezas originales que corresponden a las diferentes épocas de la rica historia del Perú. Además, es considerado el gran centro cultural del país, contando con exposiciones temporales y permanentes, numerosas colecciones de arte y cultura de las distintas regiones del Perú y otras actividades tales como ciclos de conferencias y talleres educativos.
  • El Parque del Amor: Ubicado en el Malecón Cisneros en Miraflores, este sitio fue inaugurado el 14 de febrero de 1993. En su parte central se alza una imponente escultura llamada El Beso, obra del artista peruano Víctor Delfin. La misma representa a dos jóvenes enamorados besándose. El parque ofrece así una maravillosa vista del océano Pacifico y un colorido entorno brindado por el muro y los asientos con mosaicos de diferentes tonos que, además, cuentan con frases de amor de distintos autores.
  • Cerro San Cristóbal: Desde este alto punto de la ciudad, de 400 metros sobre el nivel del mar, se puede apreciar una hermosa vista panorámica de Lima. Allí se puede arriba mediante los urbanitos, que son esos pequeños buses que suben regularmente al cerro, o a pie desde el distrito de San Juan de Lurigancho. Infaltable una foto desde el mirador y otra con la imponente cruz de 20 metros de alto que se ilumina por las noches. Además, cabe destacar que es este también un centro de peregrinaje al que arriban muchas personas durante la Semana Santa y el primer domingo de mayo.
  • El Puente de los Suspiros: Ubicado en el distrito de Barranco, muy cerca del Mirador de Barranco, este puente fue construido en 1876 y reconstruido años más tarde. Sirve para unir las calles Ayacucho y la Hermita, tiene 8 metros y medio de altura, 44 metros de largo y 3 de metros de ancho. Según la tradición, a aquella persona que lo vea y lo cruce por primera vez se le cumplirá el deseo que haya pedido. Un sitio que, además, es un símbolo del romanticismo en la ciudad.
  • La Alameda de los Descalzos: Se trata de un paseo de alrededor de 450 metros ubicado en el distrito del Rímac. A su alrededor, el visitante podrá apreciar sitios tales como las iglesias de Iglesia Santa Liberata, el Patrocinio, y Nuestra Señora de los Ángeles. Un sitio para recorrer y caminar sin apuros, para disfrutar de su entorno enmarcado, básicamente, por sus estatuas.
  • El Barrio Chino: Gran cantidad de inmigrantes chinos eligieron a Perú como su lugar en el mundo. Por tal motivo, y como suele suceder en otros destinos, dieron forma a su propio barrio, aportando sus formas, creencias, colores y detalles que le aportan algo pintoresco al destino. Tiendas y restaurantes se multiplican en este sector de la ciudad, paso obligado para cualquier visitante.
  • Los balcones limeños: En el Centro Histórico de Lima el viajero podrá apreciar los hermosos balcones que llaman la atención por el trabajo y lo bien conservados que se encuentran. Vale la pena alzar la vista mientras se camina, para no perderse de ninguno.

Foto | Flickr de Latin America for Less
En Diario del Viajero | Volar en parapente en Lima

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

5 comentarios