Razones para acercarse a Playa del Carmen, Riviera Maya

Sigue a

Playa del Carmen


Playa del Carmen es una población situada en la Riviera Maya, en México, a unos 60 kilómetros al sur de Cancún. Desde el aeropuerto se tarda cerca de una hora en llegar a la ciudad, perteneciente al municipio de Solidaridad, en el Estado de Quintana Roo. Es un lugar frecuentado por los viajeros, y realmente podemos encontrar varias razones para acercarnos a Playa del Carmen: compras, excursiones organizadas, gastronomía, fiesta, hoteles, la Quinta Avenida… Veamos qué encontramos en este lugar.

Poco queda de la antigua aldea de pescadores que empezó siendo Playa del Carmen. Hoy día, con unos 100.000 habitantes, es una de las localidades que más ha crecido en las últimas décadas debido a la afluencia turística. Sin embargo, aún podemos encontrar algunas barquitas pesqueras amarradas a la playa. Un punto que destaca de la playa es su curioso faro blanco de cúpula roja con una escalera de caracol exterior.

El nombre de la población lo dice: hay playa. Bañada por el Mar Caribe, es una buena excusa para darte un chapuzón en sus aguas si te acercas por aquí. Eso sí, aunque de arenas finas y blancas, se trata de una playa concurrida, plagada de hamacas y sombrillas y rodeada de las edificaciones en primer término. Particularmente, prefiero otros rincones para sumergirme en el Caribe, pero si pasamos el día en Playa del Carmen, ¿por qué no refrescarse en su costa?

Los extremos de la población ofrecen las zonas de playa más tranquilas. Si preferimos la acción, esta playa permite actividades acuáticas como windsurf, motos de agua, kayak, buceo… El arrecife de coral maya queda a unos 100 metros de la playa: bonito para ver, pero ni tocar.

También podemos adentrarnos en el Caribe, pero a bordo de un barco. Lo haremos para tomar el ferry que nos lleva a Cozumel, una de las excursiones más relizadas en la Riviera Maya. Frente a este litoral, Cozumel es la tercera isla más grande de México y la más poblada. Muchos turistas deciden alojarse en ella, pues oferta hotelera no falta…

La famosa Quinta Avenida de Playa del Carmen es un paseo imprescindible. Recorre la localidad en paralelo a la costa y está plagada de restaurantes, bares, tiendas de ropa, joyerías, boutiques para todos los gustos y bolsillos y agencias que ofrecen excursiones organizadas. Pero vayamos por partes.

Quinta Avenida

Si quieres comer o cenar en Playa del Carmen, es en la Quinta Avenida donde encontrarás más variedad de locales y precios. Suelen estar muy concurridos, pero no hay problema para encontrar una mesa si buscas un poco. La langosta del Caribe es muy solicitada, aunque no es tan sabrosa como otras variedades. El clima rara vez impide que las mesas estén al aire libre.

Grupos de mariachis suelen recorrer las mesas de estos locales, que no sólo se dedican a la comida mexicana: italianos, franceses, asiáticos… son otras variedades culinarias que podemos saborear. Yo me quedo con lo local, pero resulta cuanto menos curiosa la imagen de más de un turista requemado por el sol con gorro mexicano y comiendo un hot-dog…

No he llegado a estar en Playa del Carmen por la noche, pero me consta que muchos de estos bares y restaurantes ofrecen música en vivo, y hay algún disco-bar al aire libre. También discoteca para los más marchosos, por lo que Playa se convierte en otra alternativa a las discos de los hoteles, más en contacto con la gente del lugar.

SouvenirsEn la Quinta Avenida también se congregan muchas tiendas de souvenirs. Pero un consejo: en las calles paralelas hacia el interior existen muchas otras tiendas con precios más económicos. Viene bien salir de ese circuito tan concurrido para encontrar mejores precios muy cerquita. Lo más barato en la Riviera Maya en lo referido a recuerdos lo encontramos aquí, y en Chichén Itzá.

Si quieres realizar excursiones organizadas, la Quinta Avenida ofrece opciones mucho más económicas que las touroperadoras en los hoteles. Las dos excursiones organizadas que realicé en la Riviera las contraté aquí, a 2 empresas diferentes, quizá las más conocidas: Sergio’s Tours e Infocenter. La experiencia fue mejor con la segunda, pero ambas son de confianza.

También está bien alejarse un poco de la cara más turística de Playa y ver cómo son las casas de sus habitantes, sus lugares de reunión, sus propias tiendas… Nada que ver con el lujo de los hoteles ni el bullicio de la Quinta Avenida, pero es la realidad mexicana que no podemos dejar pasar. A pesar de que el turismo ha aportado desarrollo laboral y económico al lugar, no hemos de olvidar que muchos ingresos vuelan fuera del país. La misma Playa del Carmen tiene algunas zonas más deprimidas. Me resultó un paseo interesante para ver las sencillas condiciones de vida de los lugareños, muy amables por cierto.

Por último, Playa del Carmen también puede ser un buen lugar para alojarse si no buscas el lujo de los resort T.I. Opciones más económicas encuentras en la misma Quinta Avenida, pero también a las afueras del pueblo hay hoteles de 3 estrellas que no alcanzan los precios de los famosos complejos hoteleros de la Riviera Maya.

No faltan razones para acercarse a este rincón caribeño, entre Cancún y Tulúm, ¿verdad?

Más información | Playa del Carmen Caribe Mexicano

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

2 comentarios