Compartir
Publicidad
Cuando la belleza está en el subsuelo: estas 12 estaciones bien merecen un viaje en metro
Diario del viajero

Cuando la belleza está en el subsuelo: estas 12 estaciones bien merecen un viaje en metro

Publicidad
Publicidad

Una de las maneras más rápidas de conocer una ciudad y sus gentes es utilizar su transporte público, pero en ocasiones la visita a una ciudad y el uso de sus estaciones es una parte más de la experiencia del viajero. Hay lugares públicos que son auténticas obras de arte, un museo en sí mismas. Nos referimos a esos momentos en los que la belleza está en el subsuelo: 12 estaciones que merecen un viaje en metro.

Si bien siempre relacionamos estaciones grandiosas con países del este el mundo entero está lleno de maravillas modernas y clásicas por las que día a día pasan miles de personas en sus traslados habituales. Mucha de esa gente ni aprecian lo que les rodean y otros nos trasladamos a observar las paredes y construcciones.

Moscú - Estación de Komsomolskaya

7984298304_5313e56d87_o.jpg

Las majestuosas estaciones de metro de Moscú fueron una de las maneras con las que el régimen quiso demostrar el poder popular. Bajar a la Estación de Komsomolskaya hace que no puedas cerrar la boca en un buen rato. Es un museo lleno de mármoles, lámparas, esculturas y dorados dignos de un palacio de zares.

5281811885_30b446a965_o.jpg

Pero esa, aunque una de las más famosas no es la única, porque la Estación de Mayakovskaya bien merece una parada en el camino para observar arcos iluminados y columnas decoradas.

Munich - Estación de Westfriedhof

Westfriedhof

Del rotundo clasicismo de Moscú nos trasladamos a la modernidad iluminada de color de la Estación de Westfriedhof en Munich. No es más que la estructura cúbica añil en la que están los andenes, pero sus simples pero impresionantes lámparas de color de 3,80 metros de diámetro la hacen muy visual. Por ella pasa la línea U1 del U-Bahn.

San Petersburgo - Estación de Avtovo

Avtovo

Volvamos a Rusia y bajemos esta vez al subsuelo de San Petersburgo. Recuerdo mi visita y mi cara de impresionada al ver lo que escondía la Estación de Avtovo, no quería subirme al vagón y dejar aquel espacio lleno de columnas trabajadas y lámparas. La estación abrió en 1955 y originariamente las columnas deberían estar cubiertas de cristal pero provisionalmente lo sustituyeron por mármol blanco que nunca se quitó.

Shanghai - Túnel del Bund

The Bund

Aquí reconozco que estoy haciendo una pequeña trampa. No es una estación de metro propiamente dicha pero como vamos bajo tierra no me pude resistir. Es el viaducto que atraviesa el río Huangpu desde el Bund en Shanghai por medio de unas graciosas cabinas. Al ir pasando las luces del túnel van cambiando de color y se toma más como una atracción turística que un medio de transporte habitual, dado su precio elevado.

Frankfurt - Estación de Bockenheimer Warte

Bockenheimer Warte

Cambiamos de continente y nos vamos hasta Munich. Lo que llama la atención de la estación de Bockenheimer Warte es la entrada de la estación más que su interior. Sí, no os falla la vista, es un vagón de metro saliendo de las profundidades.

París - Estación de Arts et Métiers

Arts Et Metiers

Si hay muchas estaciones del metropolitano de París que merecen la atención quiero fijar la vuestra en la de Arts et Métiers, la sensación que provoca en el viajero es la estar entrando en el mismísimo Nautilos del Capitán Nemo.

Santiago de Chile - Estación Universidad

Universidad

De Europa a América para hacer una parada en Santiago de Chile en la estación Universidad de Chile, que tal y como su nombre indica está debajo de debajo de la Casa Central de la Universidad. Las paredes están llenas de bonitos murales.

Nápoles - Estación de Toledo

Toledo

En Nápoles hay una serie de estaciones que acogen 180 representaciones artísticas de 90 autores para agradar la vista de napolitanos y turistas. La más espectacular es quizás la de Toledo, con sus techos coloristas iluminados. Fue diseñada por el arquitecto catalán Oscar Tusquets Blanca y se inauguró en 2012. Además, está formada por mosaicos del artista William Kentridge y un paisaje marino de Robert Wilson, compuesto de paneles de pared LED.

Dubai - Estación de Bujurman

Bujurman

En Dubai todo es espectacular y no lo iban a ser menos las estaciones de metro. La Estación de Bujurman, cercana a un impresionante centro comercial tiene unas lámparas de cristal a imagen y semejanza de medusas puesto que la temática de la misma es el océano. Como dato, la red de metro de Dubai está automatizada y es la más larga del mundo usando ese sistema.

Lisboa - Estación de Olaias

Olaias

La bella Lisboa también oculta obras de arte bajo el subsuelo. La Estación de Olaias fue inaugurada en 1998 y es una explosión de color en murales y techos.

Estocolmo - Estación T - Centralen

15206559140_db3daa9925_o.jpg

Estocolmo es una ciudad que nunca deja de sorprenderte, y ya si utilizas su transporte público te enamorarás de ella irremediablemente, en concreto de la estación de T-Centralen diseñada junto con otras dos como una gruta de paredes rugosas y colores vivos. En este caso evoca está en azules.

8491821282_4f2c4b95c8_o.jpg

Otra es la estación de Stadion, que es un gran arcoiris con motivos florales simulando un jardín imaginario.

Taiwan - Estación Formosa Boulevard

Formosa

Pero para colores que te entran en los ojos y ya no se te escaparán nunca de la retina la Estación de Formosa Boulevard donde hay la cúpula cubierta de cristal más grande del mundo. ¿En dónde? En Taiwan, con 4.500 paneles de cristal de colores cubriendo una superficie de 2.180 m2.

Imágenes | Connie Ma, haven't the slightest, akk_rus, Mohamed Yahya, Jorge Láscar, commons.wikimedia, Kiefer, Allison Meier, Taecilla, Mauro Cacciola, R Zwart, Ingolf, Tony Webster, imagea.org, Connie Ma
En Diario del Viajero -
En Diario del Viajero -

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos