Compartir
Publicidad
Citas para fotografiar el otoño: jardines reales de La Granja de San Ildefonso, Segovia
España

Citas para fotografiar el otoño: jardines reales de La Granja de San Ildefonso, Segovia

Publicidad
Publicidad

Ya lo tenemos aquí y queremos aprovechar las suaves temperaturas y los paisajes que empiezan a cambiar con sus coloridos otoñales para llevarnos las mejores instantáneas. Hoy en nuestras citas para fotografiar el otoño viajamos a Segovia, a la Granja de San Ildefonso.

Es uno de los parques más bonitos de España y en otoño no iba a ser menos... Aún recuerdo un paseo otoñal por este rincón segoviano que deja huella, con sus jardines versallescos teñidos de ocre y su palacio iluminado con una luz inigualable... sin hablar de los deliciosos judiones que sí o sí hay que probar en La Granja.

El Palacio Real de La Granja de San Ildefonso fue creado por Felipe V en el siglo XVIII, pasando a convertirse en su palacio favorito y residencia estival, uso que continuó hasta el reinado de Alfonso XIII. Ya otros reyes anteriores tenían como destino estos parajes castellanos, pero sin duda fue la obra de Felipe V la que perdura hasta hoy con su majestuosidad.

Palacio Granja San Ildefonso

Pero si algo nos cautiva de este entorno palaciego son los jardines reales de la Granja de San Ildefonso, donde destaca el conjunto de las fuentes, de gran interés a nivel europeo, por la amplitud y estado de conservación del sistema hidráulico original (aún hoy en funcionamiento en fechas señaladas), como por la abundante ornamentación escultórica realizada por artistas franceses que habían trabajado en los palacios de Luis XIV.

Desde el gran jardín frente al palacio a la zona de las Ocho Calles (un antiguo parque de caza), se fue ampliando el espacio de los jardines entre la abundante vegetación. Los jardines, con una extensión de 146 hectáreas, rodean el palacio y son uno de los mejores ejemplos del diseño de jardines de la Europa del siglo XVIII.

Ideadas por el jardinero francés René Carlier, los jardines se planificaron pensando en el relieve natural del terreno para el funcionamiento de las 21 fuentes ornamentales. Cualquiera de ellas nos cautiva con sus motivos extraídos de la mitología clásica, construidas en plomo para prevenir la corrosión, aunque pintadas a imitación de bronce para ennoblecerlas, del mismo modo que en Versalles. En esta época del año, el brillo de las fuentes hace juego con el tapiz natural de fondo.

También podemos subir hasta la "fuente" principal que las abastece, en la cota más alta de los jardines: el estanque conocido como "El Mar", que se surte de los arroyos cercanos y que constituye una deliciosa estampa. Y es que, de las 146 hectáreas más de 67 son auténticos bosques.

San Ildefonso

Encontramos más de 12.000 árboles en alineación, 70.000 ejemplares y 30 kilómetros de seto, con especies autóctonas silvestres (pino, roble, cerezo silvestre, chopo, sauces, helechos, endrinos, rosal silvestre, madreselva...) y traídas de otros lugares como cedros, tilos, arces, castaños de indias y sequoias...

Nos hallamos a 13 kilómetros de Segovia capital, al pie de las montañas del Sistema Central, que separa la provincia de Segovia de la de Madrid. El Real Sitio de San Ildefonso ha sido declarado Reserva de la Biosfera por la UNESCO. La Granja de San Ildefonso es Real Sitio y su casco histórico-artístico está declarado conjunto Histórico Monumental.

El laberinto, la Casa de las flores, la ermita... son otros lugares de interés en este entorno. El encendido de todas las fuentes se hace muy pocas veces al año y nos tememos que no en otoño. Pero igualmente, merece la pena y nos evitamos la alta afluencia de público.

El Palacio Real se puede visitar de octubre a marzo de martes a domingo de las 10 a las 18 horas (previo pago). Los jardines de San Ildefonso abren todos los días de 10 a las 18'30 horas.

Fotos | Juanma Mateos, Toni Castillo Quero y Miquel González Page en Flickr-CC
En Diario del viajero | Citas para fotografias el otoño: el nacimiento del río Pitarque en Teruel, El nacimiento del Río Mundo, El hayedo de Tejera Negra

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos