Compartir
Publicidad
Publicidad

Cuatro museos en Madrid para los amantes de los coches

Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La gran capital española recibe a los visitantes con mil opciones, y siempre encontrarás una que satisfaga tus intereses. Su enorme oferta cultural, por ejemplo, deja contentos a todos. Desde los que viajan a Madrid para disfrutar de una comedia musical, a los que quieren cumplir el sueño de sentarse a ver un partido de fútbol en el Santiago Bernabeu (o el Calderón).

Hoy dejamos pistas en forma de cuatro museos para los amantes de los coches y vehículos especiales, que sorprenderán a visitantes y a mas de un madrileño que seguramente no los conoce.

Museo de los Bomberos de Madrid

10593164 772429796154170 6476292098777903881 N

Este museo abrió en 1982 y se exponen vehículos especiales que han servido para combatir el fuego en la ciudad en los últimos 4 siglos. Una colección llena de verdaderas joyitas: desde las primeras bombas brazales, pasando por clásicos de las primeras décadas del siglo XX hasta vehículos adaptados de la Segunda Guerra Mundial.

Se exponen también instrumentos que ha utilizado el Cuerpo de Bomberos a lo largo de su historia para realizar su trabajo como extintores, surtidores de distintos tipos y épocas, transmisores y radioteléfonos, máscaras y equipos de respiración, trajes de protección, así como uniformes, cascos y medios auxiliadores.

Abre sus puertas gratuitamente, todos los días de 09.30 a 14 horas, y se hacen visitas guiadas bajo petición. En este momento se encuentra cerrado por obras, pero se estima que volverá a abrir sus puertas en mayo o junio del 2016.

Foto / Web | Museo de los Bomberos de Madrid

Museo RACE

Museo Race

La colección privada de la Fundación RACE, contiene piezas muy valiosas que cuentan la historia del automóvil desde sus comienzos. Los entendedores sabrán el valioso patrimonio que ofrece si mencionamos algunos de los coches expuestos: Delahaye1899, un Hispano Suiza T49, DelaunayBelleville, una versión simplificada y reducida del gran H6, etc.

Muchas piezas son anteriores a 1910 y hay unidades más modernas que permiten tener una muestra de diferentes épocas de la historia del automóvil. Algunos de estos coches tienen historias personales muy interesantes, como la de un un Mercedes Simplex de 1903 que ha recorrido Europa en diversas oportunidades. Su último viaje le llevó por 5.000 kilómetros que se hicieron para celebrar su 50 cumpleaños en 1954 y visitar su fábrica de origen en Stuttgart.

Para visitar la colección hay que solicitar acceso comunicándose por mail o teléfono (datos en la web).

Foto/ Web | Colección Fundación RACE

Museo de Coches Jardines de Sabatini

Viaje Tiempo 10 780x420

Aquí tenemos museo, pequeño y curioso. Se trata de una colección privada que se encuentra... en un hotel. Precisamente en las instalaciones de un apart hotel que se encuentra frente al Palacio Real de Madrid.

Situado en la Cuesta de San Vicente 16,tiene vistas privilegiadas, además, a los jardines de Sabatini y al Palacio real. El museo está abierto a todo el público, no sólo a loa huéspedes. Tiene piezas interesantes y se puede ver cómo funciona un FORD T de 1915 o ver de cerca un “huevo”, el famoso Issetta de los años 50.

Foto / Web | Museo Coches Antiguos Jardines de Sabatini

Museo Eduardo Barreiros

001

La historia de Eduardo Barreiros da para una película: de un pequeño taller en su Orense natal, a transformarse en uno de los principales empresarios de la industria automotor de España.

La fundación que lleva su nombre inauguró en 1998 un espacio de exposición de unidades que llevan su sello y que cuentan la historia de los vehículos a motor de España en la segunda mitad del siglo XX.

El museo, de 800 metros cuadrados, tiene una exposición estable de coches, camiones y tractores, y de los procesos industriales que los fabricaba. Una de sus piezas más valiosas es un motor diesel seccionado EB6, de demostración, que originariamente fue regalado por Eduardo Barreiros a la Escuela Técnica Superior de Ingenieros Industriales de Madrid en 1954 y que, posteriormente, en 1998, la Escuela donó al Museo. Este motor permite ver el funcionamiento de un motor diesel en sus cuatro tiempos.

El Museo Eduardo Barreiros se encuentra en Valdemorillo en la Finca Valmayor (Camino de las Huertas. Carretera Comarcal 600, Km. 16,600) y solo se puede visitar mediante visitas concertadas previamente.

Foto / Web | Fundación Barreiros

En Diario del viajero | Ruta por Alemania para los amantes de los coches

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos