Guía del Camino de Santiago: el Camino Francés (II)

Sigue a Diariodelviajero

puentecamino.jpg

Continúamos con nuestro peregrinar a través de la Guía del Camino de Santiago siguiendo la senda en este caso de la ruta más tradicional de todas: el Camino Francés.

Si bien el recorrido más popular que normalmente realizamos en España de este camino comienza en Roncesvalles, lo cierto es que es en este punto donde se unifican varios de sus ramales, pues el Camino Francés como su nombre indica nace en cuatro ciudades diferentes de Francia.

Cuatro ramales del Camino Francés

  • El Turonense: que desde Paris, venia por Orleans, Tours, Poitou, Poitiers, Saintes y Burdeos.
  • El Lemovicense: desde sta. Maria Magdalena de Vezelay, por Limoges, Perigueux, y Mont de Marsanhasta Ostabat. (desde Bélgica y Lorena)
  • El Podense: desde la basílica de Notre Dame de Le Puy, por Sainte Fe de Conques y Saint Pierre deMoissac,...
  • El que partía desde Arles.

Todas estas vías entraban y entran en España atravesando el maravillos paisaje atlántico que nos lleva a cruzar los Pirineos por Roncesvalles y/o Jaca. Todas las naciones europeas, entre ellas Francia, han aprovechado la red viaria romana apoyando la misma con nuevas construcciones conduciendo de este modo gracias a diferentes conexiones a los nuevos europeos a Compostela desde cada lugar y país y logrando poner fin al aislamiento de la Europa de la Alta Edad Media.

Todas las rutas que provienen de Francia se unirán en España en el Puente de la Reina y ya unificadas continuaran su periplo hasta Santiago.

El tramo central se sitúa en las tierras de Castilla León: Burgos, León, Ponferrada (con su imponente castillo Templario), ... Recorreremos las llanuras de cereales por las tierras palentinas antes de adentrarnos en las sierras y valles plagados de pequeñas poblaciones de Galicia.

Etapas del Camino

caminogalicia.jpg

Desde que el Camino Francés pisa suelo español dejando atras Jean Pied de Port tendremos por delante 31 etapas hasta postrarnos ante la Catedral de Santiago de Compostela. Pero aunque muchos darán por cuncluído su camino después de abrazar al Apóstol, lo cierto es que la tradición del Camino Francés señala que para completarlo deberemos realizar tres etapas más, deberemos partir desde Santiago hasta Finisterre.

Cuando nos encontremos ante la etapa número treinta y cuatro ya habremos atravesado Castrojeriz, Frómista, Carrión de los Condes, Sahagún, León, Astorga, Ponferrada, Villafranca del Bierzo, ... Atras quedará nuestra entrada en Galicia por la legendaria O Cebreiro, Triacastela, Samos, Sarria, Palas de Rey, Arzua y Arca.

Una vez visitada la tumba del Apóstol, los Peregrinos se dirigían a Finisterre y quemaban sus ropas, en señal de purificación, arrojando las cenizas al mar.

Finisterre, ejercía un enorme poder, por ser el “Fin de la Tierra” conocida, lugar donde el sol tragado por las aguas. Es el único camino de peregrinación, teniendo en cuenta el de Roma y Jerusalén que parte desde este (oriente) para llegar al oeste (occidente). Estas conotaciones guardan ciertos aspectos esotéricos que dejo a la libre comprensión de cada uno.

finisterrecruz.jpg

Algunas de las etapas más pintorescas nos hacen recorrer por ejemplo los viñedos riojanos, en el camino que va desde Los Arcos a Logroño. Además en este tramo encontraremos una de las joyas arquitectónicas del camino Francés: la iglesia del Santo Sepulcro (S. XII), en Torres del Río

Otro lugar que recomendaría no perderse si recorréis este camino es Atapuerca. El pueblo lo que encontraréis la jornada 12 , entre San Juan de Ortega y Burgos. De forma guiada el peregrino podrá visitar el lugar donde el homo antecesor, hace ya 800.000 años, vivió en Europa.

Estos y muchos otros lugares de interés cultural y político se pueden encontrar a lo largo del camino francés, que por muchas razones es la ruta preferida de los que deciden peregrinar hacia Santiago. En cualquier caso en la Guía del Camino de Santiago que estamos realizando en Diario del Viajero tratará en otras entradas sobre las joyas arquitéctonicas y puntos más relevantes de este camino en particular.

Antes de finalizar me gustaría señalar un detalle que a muchos peregrinos preocupa. Para obetener la Compostelana y ser considerados “realmente” peregrinos es necesario o bien recorrer 100 km a pie o 200 km a caballo o bicicleta.

Imagen | aherrero, Stuart Frost, Jacd1974
En Diario del Viajero | Guía del Camino de Santiago

Los comentarios se han cerrado

Ordenar por:

1 comentario