Compartir
Publicidad

Así comenzaron el 2016 los australianos. Fuegos artificiales en la bahía de Sídney.

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Cuando muchos de nosotros estamos aún con los preparativos de la cena familiar, poniéndonos guapos o separando las 12 uvas para cada integrante del grupo, los australianos ya comenzaron el 2016.

Australianos, neocelandeses y demás países del extremo este del mundo, ya están caminando el mes de enero. Como de costumbre, como cada año, la bahía de la ciudad de Sídney congrega las miradas de millones de personas del mundo entero gracias a su famoso espectáculo de fuegos artificiales.

Con su espectacular puerto, el distintivo puente estilo "percha" y la icónica Casa de la Ópera de Sydney, la ciudad tiene el escenario perfecto para una fiesta de fin de año inolvidable que además es un imán para celebridades internacionales.

¿Quieres saber más de este espectáculo?

La Nochevieja concentra a más de un millón de personas en el litoral de la bahía cada año con un espíritu de alegría y esperanza. Para tener las mejores vistas, lo mejor es ubicarse en algunos de los miradores que dan a la bahía. Se encuentran por todo el enorme Puerto de Sydney y muchos son gratis.

También se reservan lugares en exclusivas áreas VIP o en uno de los muchos yates y botes particulares que navegan esa noche en la bahía, o puedes sumarte al Harbour of Light Parade, un crucero súper exclusivo que esa noche recorre la ciudad.

Durante todo el día 31 de diciembre en el Puerto de Sídney se realiza gran variedad de actividades, incluidos espectáculos aéreos, una demostración de cañones de agua y ceremonias tradicionales. Tal vez la más curiosa es la ceremonia del humo que los aborígenes nativos de las islas del estrecho de Torres realizan con hojas y cortezas de eucalipto para "limpiar" el puerto de los espíritus negativos.

Cada año los australianos participan en un concurso para adivinar cuál será el tema de la iluminación especial del Puente. Los diseñadores eligen un nuevo tema que inspira una obra de arte realizada con luces en el centro del puente, conocida como el "Efecto del puente".El diseño se mantiene en secreto hasta que se enciende a medianoche.

A las 21 horas se realiza el encendido de una iluminación parcial especialmente pensada para los mas pequeños de la casa. Pero cuando llega la medianoche, acompañados por una cuenta regresiva de un millón de voces, el horizonte de Sydney estalla con su despliegue de fuegos artificiales realmente extraordinario.

¡Feliz 2016!

En Diario del viajero | Un time-lapse de Sidney en miniatura

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos