Compartir
Publicidad

Este pueblo ha pintado líneas curvas en una carretera recta y hay una razón

Este pueblo ha pintado líneas curvas en una carretera recta y hay una razón
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Como podéis ver en la imagen que encabeza esta entrada, hay una carretera que se extiende prolongadamente sin ninguna curva, totalmente recta, que sin embargo tiene pintadas líneas curvas, como si hubieran sido concebidas por alguien aficionado a empinar el codo.

Sin embargo, la irregularidad de las líneas tiene su razón de ser: la seguridad vial. Si no os hubiera avisado, a primera vista os pudiera parecer que la carretera no es tan recta como en verdad es, y la gente no suele pisarle tanto al acelerador si la carretera no es recta. Unos parches de pintura en los laterales completan el trampantojo.

La carretera que ha probado este engaño visual para desincentivar a los conductores más propensos a acelerar cruza Stirling, un pequeño pueblecito cercano al lago Lomond. Algunas voces consideran que este sistema es más eficaz, y menos invasivo, que los badenes o los radares. Otras consideran que no.

La cuestión es que mucha gente se saltaba la señal que indicaba que el máximo de velocidad permitido en ese segmento era de 30 millas por hora, unos 50 km/h.

Stirling también es famoso porque se dice que hay muchos fantasmas y espectros, como ocurre con el motel Settle Inn, uno de los lugares fantasmales más famosos de Escocia. Pero su carretera recta/zigzagueante ahora puede constituir un atractivo por sí mismo.

No es la primera vez, por cierto, que en Reino Unido usan esta clase de ilusiones visuales para incrementar la seguridad vial. En Wimborne también lo hicieron, pero los residentes protestaron porque las curvas parecían demasiado pronunciadas y tuvieron que retirarlo.

Vía | Gizmodo

Temas
Publicidad
Publicidad
Publicidad

Ver más artículos