Compartir
Publicidad

Nefta, un oasis en el corazón de un pueblo

Nefta, un oasis en el corazón de un pueblo
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Nefta, la hermana pequeña del gran oasis de Tozeur, es famosa en toda el Sahara por ser un lugar espiritual. Menos turístico y de menores proporciones que su hermana mayor, Nefta no obstante alberga más de 400 mil palmeras. En su interior, en la Corbella, nacen otras más ofreciendo un bello paisaje con el mar salado del Chott el Djerid al fondo eclipsando el infinito.

Son tan sólo 25 kilómetros que separan un oasis del otro entre árido paisaje y vale la pena pagar los irrisorios 60 cts. del viaje que cuesta un louage para darse una vuelta por la ciudad.

El turismo no ha llegado tan masificado a Nefta y se nota a la hora de cerrar la escuela cuando los niños pasan y te ven, en la tranquilidad que transpiran sus calles y sus habitantes tomando un café al sol. Los velos abundan más que en los turísticos lugares donde el gobierno trata de mostrar una Túnez más moderna a los ojos del viajero.

En la ciudad parece que el tiempo se haya parado. La mayoría de viviendas están en obras con una planta ya construida y la segunda, con cuatro bigas amarradas a los pilares, esperan alguna señal divina o a la iniciativa de alguien a quién la paz del oasis no le haya mermado el empeño de querer hacer alguna cosa.

Más información | Oficina Nacional de Turismo de Túnez

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos