Compartir
Publicidad

Viaje a Namibia (II) Recorriendo Etosha National Park, De Okakuejo a Namutoni

Viaje a Namibia (II) Recorriendo Etosha National Park, De Okakuejo a Namutoni
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Aunque la mejor época para visitar Etosha y ver más animales es durante la estación seca, entre los meses de mayo a septiembre, dada la situación de la Reserva prácticamente es bueno ir en cualquier mes del año. En este segundo post dedicado al viaje a Namibia, os hablaré del recorrido por el Parque Nacional de Etosha, recorrido desde el Oeste hacia el Este, entrando por Andersson Gate y yendo desde Okakuejo hasta Halali.

Lo recomendable si os acercáis a visitar este maravilloso parque, es que pernoctéis dentro en alguno de los tres campamentos llamados Okaukuejo, Namutoni, Halali, que hay dentro del parque, en los cuales encontraréis instalación hotelera, supermercado y sobre todo seguridad para el viajero.

Mi recomendación es que si pasáis tres o cuatro días recorriendo el parque realizando el clásico safari fotográfico, paséis cada noche en uno de ellos para cubrir así la zona cercana a cada uno, y así podréis recorrer una mayor extensión del parque y tendréis más oportunidades de ver grandes animales.

Okakuejo

ojakuejo camp namibia-etosha

Es la primera zona si habéis accedido al Parque de Etosha desde el sur por Andersson Gate. Si hacéis el recorrido hacia el este, por las típicas pistas de tierra, encontraréis una vegetación típica de sabana seca, numerosas acacias espinosas y podréis recorrer los numerosos waterholes donde los animales van a beber y que son excelentes lugares para el avistamiento de la fauna.

Normalmente, en las instalaciones centrales de cada uno de los tres campamentos, hay un libro de avistamientos donde los que se alojan dejan escrito donde han visto elefantes, rinocerontes, leones, leopardos, o cualquiera de las especies que se consideran más difíciles de ver. Terminado el recorrido del día, regresamos al alojamiento en el campamento, que cuenta con buenas instalaciones.

Normalmente son pequeños chalets que comparten dos grupos familiares, --pero con entradas diferenciadas-- que se tienen que contratar antes de entrar al parque y a precios curiosamente muy baratos a diferencia de los lodges del exterior de Etosha que suelen ser bastante caros. El alojamiento cuenta con dormitorios provistos de mosquiteros, una barbacoa en el exterior y algunos enseres, aunque pese a su aspecto exterior son bastante austeros.

pistas-tierra-etosha

Al día siguiente, tras el recorrido por las pistas que aprovechamos para ver las curiosas señales de tráfico de las que os hablé y sobre todo a disfrutar con la fotografía de animales, llegamos al siguiente campamento situado en la zona central del Parque Nacional de Etosha, Halali.

Halali

Este es campamento central, donde la mayoría de viajeros pasa una o dos noches en su estancia en Etosha Park. Es también muy típico hacerse una foto en la entrada del campamento, junto al cráneo de un gran elefante que preside la entrada.

Este campamento es muy bueno para recorrer la zona conocida como Etosha Pan, una antigua laguna salada seca en la actualidad que se encuentra justo al norte del campamento y que es muy peculiar. La palabra Pan --en inglés depresión o lugar más bajo-- alude a la profundidad de la laguna y hoy es una especie de desierto blanco en mitad del Parque.

halali

En esa zona no encontraréis fauna abundante, pero es un contraste muy interesante al resto de los paisajes que veréis durante el recorrido por el parque. En sus alrededores, los numerosos waterholes son excelentes para el avistamiento de grandes animales que lógicamente se ven obligados a buscar el agua, por lo que es bueno detenerse un buen rato en la zona.

Tras el recorrido hacia el este, llegaremos finalmente al último campamento, situado cerca de la salida del Etosha National Park, y llamado Namutoni. De ahí tras nuestro viaje o safari fotográfico, podemos salir por la puerta Von Lindequist Gate.

Namutoni

Una cosa importante a tener en cuenta en todos los campamentos es que para garantizar la seguridad de los alojados en ellos, las puertas de los recintos están vigiladas por hombres armados que evitan la entrada de animales durante el día, y por la noche se cierran para impedir que animales salvajes puedan entrar en la zona de descanso.

Namutoni-horarios

Como las distancias son largas y siempre hay mucho que ver, es fácil distraerse por lo que es muy importante que comprobeis el horario de apertura, que suele ser desde la salida del sol hasta su puesta, para no quedaros fuera de las zonas de acampada por llegar tarde.

Espero que os haya parecido interesante el recorrido y la información sobre los alojamientos en el Parque Nacional de Etosha en Namibia. En el próximo post os enseñaré los animales que podréis encontrar si os animáis a realizar este viaje.

Imágenes | Pakus y WikimediaCommons En Diario del Viajero | Namibia (I) Tres curiosas señales de tráfico En Diario del Viajero | Timelapse, las noches de Namibia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio