Compartir
Publicidad
Publicidad

Viaje a Túnez: recomendaciones de la casa

Viaje a Túnez: recomendaciones de la casa
Guardar
6 Comentarios
Publicidad
Publicidad


Siguiendo la serie de recomendaciones de la casa, esta vez volvemos a la magia de Túnez para repasar nuevamente este delicioso lugar con vistas al mediterráneo, al Sahara y con un legado romano sorprendente.

A finales del 2006 realicé un viaje de tres semanas a Túnez. Es probable que la gente no acostumbre a dedicar tantos días a este país. En principio quería alternar con visitas a Libia y Argelia pero las dificultades para obtener visado me hicieron permanecer en Túnez durante todas las vacaciones. Aun así, no me sobró tiempo ya que Túnez ofrece una variada propuesta cultural, paisajística y turística.

tunez.gif

Desglosaré el recorrido circular que realicé por el país. Si disponéis de menos días podréis haceros una idea de los lugares que más os interesan para poder crearos vuestro itinerario y, por supuesto, comentando en el post podréis preguntar cualquier duda al respecto.

Por supuesto, este viaje se inicia en la capital de Túnez y es un lugar genial para aclimatarse al lugar y realizar las visitas próximas de Cartago y Sidi Bu Said.

hpim1576.JPG

El transporte en Túnez es de gran ayuda al viajero y cuando uno se ha cansado del zoco y de la ciudad es el momento perfecto para subirse a un autobús y emprender el viaje hacia el interior.

Yo lo hice en dirección a las ruinas romanas de Dougga y dormí esa misma noche en Le Kef. Entramos así en el legado romano del país cuyas construcciones sorprenden y su buen estado es la envidia de cualquier italiano.

Camino hacia el sur, las ruinas de Sbeitla son una parada obligada y bien cerquita se encuentra el primer oasis en dirección al sur: Gafsa.

hpim1616.JPG

A partir de aquí, el paisaje cambia y nos adentramos en el Sahara y a sus ciudades oasis. Tozeur es el oasis por excelencia y su vecina Nefta un paraiso donde descansar.

De camino hacia Douz, la puerta del desierto, uno puede parar en la ciudad abandonada de Kebili donde nos esperan los fantasmas del pasado.

Una vez en Douz, es tarea obligada subirse a un camello y explorar el interior del desierto.

hpim1640.JPG

Matmata, más al este del país, es una visita obligada para todos los fans de la Guerra de las Galaxias, aquí se rodó la película y, además, la región ofrece interesantes visitas en pueblos literalmente excavados bajo la piedra como El Haddej y Tamezret.

Ya camino hacia el norte podemos parar en la trabajadora Sfax donde encontré el zoco más auténtico que he visto nunca en el Magreb.

De aquí hasta llegar a El Djem apenas quedan unas horas y uno se queda con la boca abierta al descubrir el gigantesco coliseo romano que se encuentra en medio de la ciudad.

Hasta ahora hemos recorrido ruinas romanas por el interior, nos hemos perdido por los oasis y el desierto del Sahara y hemos penetrado en el interior de las cuevas prehistóricas donde todavía habitan de Matmata. ¿Que nos queda hacer para completar el viaje?

15471568.JPG

Efectivamente, irnos a la playa. Madhia es un lindo pueblo de pescadores en vías de comercialización turística. Es la pequeña hermana de Hammamet y todavía no ha sido devastada por los cruceros.

De aquí podemos volver a Túnez de un tirón pero os recomiendo la ciudad sagrada de Kairouan donde podéis tomaros un espectacular hamman y visitar el pueblecito de montaña de Zaghouan que queda apenas a muy poquitas horas de la capital donde subirás al odiado avión que te devolverá a casa.

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio