Compartir
Publicidad
Publicidad

Colombia: La Piedra del Peñol y el embalse de Guatapé

Colombia: La Piedra del Peñol y el embalse de Guatapé
Guardar
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Hace un tiempo, desde Diario del Viajero os recomendábamos una bonita excursión desde Medellín, Colombia al pueblo de Guatapé y os indicábamos que una posible parada en el camino era una famosa roca de gigantescas dimensiones desde la que se podían tener unas impresionantes vistas. Pues bien, esta roca es la imponente Piedra del Peñol (también llamada Peñón de Guatapé), y como bien decía, se trata de un lugar asombroso.

Con más de 200 metros de altura (220 para ser exactos), este immenso monlito se constituye principalmente de cuarzo y sus empinadas paredes no fueron escaladas por primera vez hasta 1954. Lo hizo un habitante de la zona, Luis Eduardo Villegas López.

A Luis Eduardo le motivó el ascenso a la Piedra un reto que el párroco de la zona le hizo. Tardó 5 días en hacer todo el ascenso hasta que finalmente, ya desde la cima, hizo una camiseta suya como si de una bandera se tratara. Fue así como todo el pueblo supo que su hazaña se había convertido en realidad. Posteriormente seria uno de los impulsores para que se construyeran unas escaleras de acceso a la cima para que todo el mundo, independientemente de sus conocimientos de escalada pudiera subir al Peñol.

Dichas escaleras son hoy en día una realidad. Sus más de 600 escalones (casi 700 si se cuentan los del pequeño mirador construído en la cima) son una extenuante caminata que cansará hasta a los más habituados al excursionismo. Sin embargo, haciéndolo sin prisas pero sin pausas, se podrá disfrutar del camino y llegar a la cima con relativa dignidad.

guatape
Las vistas del embalse de Guatapé desde la Piedra del Peñol

Finalmente, desde arriba las vistas confirmarán que el esfuerzo ha valido absolutamente la pena. Y es que se tendrá una espectacular visión de 360 grados a lo largo y ancho del embalse de Guatapé y sus pueblos aldeanos, entre los que se encuentra el propio Guatapé, colorido y singular.

Surgió una iniciatipa para pintar en la propia piedra "GUATAPÉ" en honor al lago y pueblo vecinos. No obstante, al tratarse de un rincón turístico admirado por su curiosa naturaleza, bien pronto la idea se desestimó. No obstante, en la roca ya se habían pintado las letras "GU", que hoy en día siguen siendo visibles.

El ticket para ascender la Piedra cuesta 10.000 pesos colombianos (aproximadamente unos 3,5 euros) y una vez arriba, los precios de los refrescos, agua o qualquier tentempié se triplican, con lo que es un acierto comprar lo necesario (sobre todo agua) antes de iniciar el ascenso.

Del mismo modo, en la base de la Piedra hay varios restaurantes que a pesar de no tener unos precios muy exagerados, sí que son sustancialmente más caros que los restaurantes que se podrán encontrar en los pueblos como Guatapé. Así pues, no es mala idea descender la Piedra con suficiente tiempo como para poder caminar o tomar un bus hasta Guatapé y allí comer. La veriedad de restaurantes será mayor y el precio mucho más económico.

Llegar a la Piedra del Peñol es fácil desde Medellín: sólo hay que tomar un autobús que vaya en dirección a Guatapé y comprar el billete hasta "La Piedra". El conductor sabrá perfectamente dónde parar a los viajeros que deseen visitarla. El precio es de unos 12.000 pesos (unos 4 euros) y el trayecto dura unas 2 horas. Desde y hacia el pueblo de Guatapé hay numerosos autobuses constantemente que realizan el trayecto en poco más de 15 minutos.

Imágenes | Iván Erre Jota, Stevan Nicholas. En Diario del Viajero | Colombia: 5 lugares que hay que ver en una visita a Medellín En Diario del Viajero | El Valle de Cocora en el Eje Cafetero de Colombia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos