Publicidad

Consejos para visitar La Paz, Bolivia

Consejos para visitar La Paz, Bolivia
8 comentarios

Publicidad

Publicidad

Hace dos semanas estaba caminando por las calles de La Paz, Bolivia. Quien la haya recorrido sabrá que no es un tema menor: caminar en una ciudad marcada por los desniveles de la montaña, a mas de 3.000 metros de altura, no es una tarea menor.

Pero La Paz merece ser recorrida, a paso lento eso sí, y con los sentidos bien despiertos para no perderte nada. Los colores, los sonidos, las sonrisas, las vistas. Cada paso te regala una experiencia y aquí te dejo mis consejos para conocer La Paz.

Ve despacio

Como comentaba en un post anterior, La Paz está construida en un enorme boquete en la tierra a 4.000 metros sobre el nivel del mar.

El aeropuerto se encuentra a esa altura (es uno de los mas altos del mundo), en la ciudad de El Alto. Esta ciudad sobre una enorme llanura a 4.000 metros, balconea sobre un foso natural que la separa de una cadena de montañas donde destaca el pico Sirki Qullu. En ese hueco, La Paz fue re-fundada en 1548 por Alonso de Mendoza (tres días antes había sido "fundada" por primera vez a poca distancia un poco mas al oeste).

La razón para esta "mudanza" tan prematura fue justamente la ubicación: este hueco aseguraba mejores condiciones climáticas, con una temperatura menos rigurosa ya que en la parte baja de la ciudad puede registrarse hasta 10 grados mas que en El Alto.

La Paz es una ciudad que se extiende entre los 4.000 y los 3.600 metros por lo que deberás tener especial cuidado en ir despacio para no sentir demasiado el soroche o mal de altura.

Recuerdo aquí los consejos que publicamos en su momento para combatir el mal de altura. Fundamentalmente, ir despacio: descansar en el hotel una vez que llegas a la cuida, no salgas inmediatamente a recorrer, camina despacio, come lentamente, utiliza transporte público para trasladarte de un punto a otro (o un taxi, o los simpáticos minibuses que van anunciando su ruta).

Img 6657

Come moderadamente, bebe mucha agua y té de coca. En todos los hoteles encontrarás termos y saquitos de té de coca para que te prepares una infusión tantas veces como quieras. Ayuda, te lo aseguro. También suele haber hojas de coca para los viajeros que quieran mascarlas como los bolivianos.

Viaja en Teleférico

El tráfico en La Paz es caótico, como en muchas ciudades del mundo. También es lento, y si bien hay muchas líneas de autobuses, y minibuses que conectan cada rincón de la ciudad, los trayectos pueden demorarse mucho tiempo. Por ejemplo, el viaje entre el aeropuerto y la parte mas baja de la ciudad que en horas de la noche dura unos 45 minutos, durante el día te llevará casi 2 horas. ¡Tenlo en cuenta para prever llegar con tiempo al aeropuerto!

Img 7078

Desde hace pocos meses, La Paz cuenta con uno de los teleféricos urbanos mas modernos del mundo, y uno de los mas altos del mundo. Este medio de transporte está cambiando el día a día de la ciudad acortando sensiblemente los tiempos de viaje.

Por el momento hay dos líneas habilitadas (y la tercera abre en pocas semanas): la roja y la amarilla. Cuando las 3 líneas estén funcionando, será el teleférico mas largo del mundo.

Conecta El Alto con distintos barrios de la ciudad de La Paz (en este momento hay 7 estaciones) en un viaje que dura poco mas de 15 minutos. La estación de El Alto está a 5 minutos en taxi del aeropuerto y desde las paradas intermedias y terminales de La Paz, puedes seguir viaje en taxi a tu destino. El billete cuesta 3 bolivianos, poco menos de 40 céntimos de euro.

Pero además, el viaje a bordo del Teleférico te regalará las mejores vistas de la ciudad. Personalmente he usado la línea amarilla, la mas larga, y desde sus cabinas he podido sobrevolar el corazón de La Paz y observar en detalle este enjambre urbano que bien se merece tu voto para ser declarada una de las 7 Ciudades Maravilla de la Humanidad.

Img 6763

Ve al mercado

Como siempre, me encanta perderme en los puestos del mercado. Si bien en La Paz hay muchos mercados en distintos barrios, verás que las calles están llenas de pequeños puestos que venden todo tipo de productos.

Pequeñísimas cabinas y puestos que llenan las aceras, donde las "cholas" venden comida al paso, bebidas, ropa, recuerdos, artesanías, lotería, amuletos, remedios caseros, libros y mas. En esos puestos puedes hacer una llamada telefónica en un móvil, lustrarte los zapatos o conseguir un corte de cabello.

Y si lo que buscas es artesanía local para llevarte de recuerdo a casa, recorre las calles Murillo y Sagarnaga cercanas a la Iglesia y Plaza de San Francisco donde encontrarás tejidos, souvenirs, y hasta artículos de brujería.

Img 7440

Prueba la cocina local

Siéntate en un restaurante local, mira detenidamente la carta y elige lo que coman los lugareños: chairo (plato con carne de cordero); llauchas de verduras (la versión local de las empanadas); humitas (crema de maíz envuelta en hojas de la misma planta y cocidas al vapor); anticucho (pequeños filetes de res cocidos en pinchos); chanka (un cocido de pollo, patatas y habas), y los populares platos de carne de llama.

No dejes de probar las ensaladas y sopas de quinoa y las frutas locales, algunas de las cuales sólo podrás probar aquí. Y, por supuesto, no te prives de un buen trago de api, que también podrás comprar en los puestos callejeros, por supuesto.

Piérdete en el Casco Colonial

En la zona intermedia de la ciudad de La Paz, alrededor de la Catedral y la Plaza Murillo, se abren las calles del distrito colonial. Grandes casonas del siglo XVI y XVII junto con humildes viviendas populares, siguen en pie y habitadas como entonces.

En una de ellas se encuentra el Museo Etnográfico que ya recomendé en Diario del Viajero, pero ahora agrego un secreto: si puedes, sube hasta la terraza del museo y disfruta de vistas privilegiadas del corazón histórico de La Paz.

Asómate a los miradores

Por su curioso perfil, La Paz tiene 15 miradores y desde todos tendrás vistas inolvidables. La ciudad se extiende desde el Altiplano y va descendiendo por las laderas hacia el río. Cada vuelta del camino es un balcón y podrás dejar pasar el tiempo haciendo fotos a toda hora.

Estuve en varios, y uno de los que mas impresiona es el de Killi Killi, con una amplia explanada y vistas de casi 360 grados a distintos barrios de la ciudad. Hay otros igualmente accesibles: el de Jach'a Kollo, el de Pampahuasi, en el Parque Villa Litoral, etc.

Como te dije al principio, para conocer La Paz hay que andarla, a paso lento, pausadamente, pero sin perder detalle.

Fotos | María Victoria Rodríguez
En Diario del viajero | Más sobre La Paz

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir