Compartir
Publicidad
Publicidad

El Triángulo del Café en Colombia

Compartir

Guardar
0 Comentarios
Publicidad

En el corazón de Colombia se encuentra el llamado Triángulo del Café, donde alrededor del cultivo del café se han creado una cultura que enseña todo sobre el grano y muchas actividades turísticas con la presencia permanente de la tradición cafetera y los personajes que la protagonizan.

Son tres departamentos colombianos: Caldas, Quindío y Risaralda, muy cerca unos de otros y muy bien conectados por carretera.

Las rutas por el Triángulo del Café ofrecen distintas alternativas para recorrer la región, entre haciendas cafetera y montañas cubiertas de vegetación tupida. Es una zona de grandes y vistosas reservas naturales con recursos que se aprovechan para deportes de aventura y una sabrosa mesa para el encuentro, que siempre termina con una degustación del mejor café, por supuesto.

Algunos puntos de interés dentro del Triángulo del Café:

  • Calarcá en el Quindío. Lugares a visitar: el Jardín Botánico y el Mariposario del Quindío

  • Armenia, capital del Quindío. En esta ciudad resultan agradables las caminatas por la plaza de Bolívar, la carrera 14, el Parque de la Vida y una visita a la antigua estación del ferrocarril y el Museo Quimbaya.

  • Desde Salento, una multicolor y alegre ciudad gracias a su arquitectura, herencia de la colonización antioqueñ, se accede al Parque Nacional Natural Los Nevados a través del Valle del Cocora, donde están los bosques de palma de cera, árbol nacional y único en su especie que crece en clima frío.

  • Pereira es la capital del departamento de Risaralda. En sus alrededores encontramos el Santuario de Fauna y Flora Otún Quimbaya, la laguna del Otún, el Parque Los Nevados o las aguas termales de Santa Rosa de Cabal.

Durante las rutas pueden visitarse haciendas cafeteras, en muchas de ellas puedes incluso alojarte. Participarás de la recolección o aprenderás todo sobre este cultivo en las aulas abiertas que se encuentran en cada ciudad. Edificios históricos, joyas de la arquitectura colonial y magníficos paisajes teñidos del verde oscuro (casi azul) de los cafetales entre las montañas.

Y si algo aprendes en estas rutas, es a disfrutar y reconocer un buen café. Puedes pedirlo tinto (café negro) o pintadito (con un poco de leche). Hay distintos lugares con máquinas antiguas, modernas y hasta exóticas para la preparación de café. Todo un paseo temático para los amantes de esos maravillosos granos de café.

Foto | Triángulo del café en Diario del Viajero | Colombia: consejos de seguridad

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio