Compartir
Publicidad

En 2014 todos a Maracaná (Río de Janeiro)

En 2014 todos a Maracaná (Río de Janeiro)
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El estadio de Maracaná es junto con el Cristo Redentor y el Pao de Açucar, otro de los símbolos no solamente de Río de Janeiro, sino de todo Brasil. Además, este emblemático recinto fue durante muchos años el más grande del mundo.

El pasado 30 de octubre de 2007 la FIFA asignó oficialmente a Brasil la organización de la Copa del Mundo de fútbol de 2014. Por lo tanto, los brasileños tienen claro que la final se celebrará en este mítico estadio y ya lo están preparando para la ocasión.

Si viajamos a Río de Janeiro, tenemos la posibilidad de visitar el campo que está considerado como el templo del fútbol. ¿Os apetece un tour por el estadio en el jugaron, juegan y jugarán los mejores futbolistas del mundo?

No será la primera vez que se celebre una final de la Copa del Mundo, ya que en 1950 la selección de Uruguay le ganó a Brasil en un partido que pasó a la historia como el ‘Maracanazo’. A este encuentro asistieron más de 200.000 personas y de está manera se batió un récord en cuanto a asistencia de público a un partido oficial.

Maracana grada

La superficie total ocupada es de unos 200 mil metros cuadrados y su forma oval ocupa un perímetro de 800 metros. Solamente estadios como el Azteca de México le superan en tamaño y número de espectadores.

Por unos 22 reales podemos comprar una entrada para realizar el tour por el Maracaná. Al contrario de lo que ocurre cuando visitamos estadios como el Bernabéu en Madrid, en el Maracaná no hay sala de trofeos, ya que no pertenece a un único equipo. El Maracaná es compartido por clubs como el Flamengo o el Fluminense.

Pele

Podemos visitar los vestuarios, las gradas y el palco, bajar al césped y al entrar al estadio podemos ver las firmas y las huellas de los pies de los mejores jugadores de la historia como Pelé, Maradona o Ronaldo.

Maracana desde Cristo Redentor

Como podéis ver en la foto anterior, sus impresionantes dimensiones también lo hacen perfectamente visible desde el Cristo Redentor.

Fotos | Arthur Boppré, Fernando Mayor Diario del Viajero | Río de Janeiro: visita al Cristo Redentor Diario del Viajero | El crucero de Pelé

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos