Compartir
Publicidad

Guía práctica para conocer el Lago Atitlán en Guatemala

Guía práctica para conocer el Lago Atitlán en Guatemala
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

El Lago Atitlán és uno de los lugares más bellos de Guatemala y sin miedo a parecer exagerado, de toda América Central. Se trata de un lago de origen volcánico que hoy en día está rodeado de pueblecitos de todo tipo que desde hace décadas atraen a todos los viajeros que se animan a conocer Guatemala.

Se trata de un lugar muy relajado, en el que es posible combinar unos días de descanso, con visitas interesantes a nivel cultural o excursiones y actividades en la naturaleza. Las posibilidades son infinitas y ya sea en una visita de dos días o en una de dos semanas, nunca se agotarán las buenas experiencias.

Pueblos alrededor del Lago Atitlán

Una de las cosas que a menudo muchos viajeros deciden antes de llegar al Lago es en qué pueblo o pueblos van a estar durante los días de su visita. Esto es debido a que cada pueblo tiene una personalidad diferente y por lo tanto, lo que se vive en cada uno de ellos es distinto. A grosso modo, estos son los principales pueblos del Lago Atitlán y sus reclamos:

  • Panajachel: Se trata de la ciudad más grande a orillas del lago y por lo tanto, donde más viajeros van por la facilidad que supone llegar a ella. Sirve como punto de entrada o salida a cualquier punto del Lago desde el resto de Guatemala. El alojamiento abunda y hay precios para todos los bolsillos.
  • San Pedro la Laguna: Es el pueblo mochilero por excelencia. Tranquilo de día y animado por la noche, es la opción perfecta para aquellos viajeros jóvenes (o no tan jóvenes) que quieran algo de relax y fiesta y sobre todo, conocer a otros mochileros de todo el mundo.
  • San Marcos la Laguna: Conocida como la versión relajada de San Pedro, es otro pueblecito frecuentado por mochileros pero con intenciones muy diferentes. En San Marcos es difícil encontrar fiesta ya que lo que impera en el pueblo es la espiritualidad: hay decenas de centros de meditación, yoga o masajes. El lugar ideal en el que perder la noción del tiempo.
  • Santa Cruz la Laguna: Se trata de uno de los pocos pueblos con facilidades turísticas que sigue sin acceso por carretera, siendo el bote el único medio de transporte. Hay varios hoteles de lujo y alguna opción económica.
  • Santa Catarina de Palopó y San Antonio de Palopó: Cerca de Panajachel, estos dos pueblecitos siguen manteniendo la cultura maya local y son muy buenos lugares para los que quieran vivir una experiencia mucho más auténtica. Ambos cuentas con una infraestructura básica pero prometen experiencias muy enriquecedoras.
  • Santiago Atitlán: Es una ciudad pequeña al sur del lago que está mayoritariamente poblada por mayas zuhutiles. Es un nexo importante de transportes.
atitlan2

Cómo llegar y moverse por el Lago Atitlán

Como decía antes, Panajachel es un importante centro de transportes que sirve para unir los pueblos del Lago Atitlán con el resto del país. Lo más común es llegar a Sololá y allí tomar un autobús hasta Panajachel (lo mismo en dirección contraria para abandonar el lago). Desde y hasta Sololá existen muchas rutas de autobuses a lugares como Quetzaltenango, Antigua, Guatemala City, etc.

Para moverse por los pueblos del lago, la opción de las lanchas es muy cómoda, barata y escénica. Por un precio que oscila entre los 3 y los 10 quetzales según la distancia (entre 0,30 y 1 euro) podrás viajar entre diferentes puertos del lago. Sin embargo, para los pueblos que tienen acceso por carretera, hay pequeñas furgonetas pick-up que hacen varios viajes al día por los mismos precios. También ofrecen vistas espectaculares aunque son incómodas ya que hay que viajar montado en la parte trasera muy a menudo con otros animales como gallinas o cerdos.

Ideas y recomendaciones personales

Una de las actividades más fascinantes que se pueden hacer, es sin ningún tipo de duda, la ascensión a alguno de los 3 volcanes que rodean el Lago Atitlán: el Volcán San Pedro, el Volcán Atitlán y el Volcán Toliman. Las vistas desde cualquiera de ellos (sobre todo desde los 3.537 metros del Volcán Atitlán) son sinceramente espectaculares.

Otra recomendación es la de escapar de Panajachel. Pese a que sea uno de los lugares con más oferta de alojamientos, es un lugar que ha perdido toda la autenticidad que seguro un día tuvo. Poder conocer los pueblecitos de los alrededores es lo que realmente enriquece una visita al Lago Atitlán.

Sea como sea, ver y vivir el Lago Atitlán será una de esas experiencias que jamás podrás olvidar por muchos años que pasen; es un lugar único en el mundo.


Ver mapa más grande

Imágenes | David Amsler, Walter Rodríguez Diario del Viajero | Vídeos promocionales: Guatemala Diario del Viajero | Se descubre en Guatemala un templo maya perdido

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio