Compartir
Publicidad

Joya de Cerén: la Pompeya de Centroamérica

Joya de Cerén: la Pompeya de Centroamérica
Guardar
1 Comentarios
Publicidad

Hacia el año 600 d.C. la vida discurría normalmente en una aldea mesoamericana hasta que comenzó a llover ceniza y lava. En muy poco tiempo todo quedó cubierto y sepultado en sucesivas capas que se hicieron piedra. Tan rápido que Joya de Cerén se durmió en el tiempo durante siglos, como la Pompeya de Centroamérica.

Ubicada en la llamada ruta de los volcanes la aldea estuvo olvidada durante casi 1400 años. Por casualidad, al realizar obras en la hacienda de la familia Cerén, en El Salvador, se descubrieron las primeras casas debajo de un manto pétreo de lava acumulada tras sucesivas erupciones a lo largo de los siglos.

Por la extraordinaria conservación, en principio se creyó que eran restos mucho más nuevos, sin embargo, las investigaciones realizadas a partir de 1976 dató correctamente estas casas, tiendas, calles, depósitos que conservaban aún enseres y hasta los tejados de caña. Tan rápida fue la huida que la vida se durmió de repente en Joya de Cerén.

El sitio arqueológico se ubica a poco mas de 30 kilómetros de la capital, San Salvador, muy próximo a la localidad de San Luis Opico y está abierto al público de martes a domingos de 9 a 16 horas (entrada aproximadamente 2 euros). LaJoya de Cerén es Patrimonio de la Humanidad desde 1993.

Foto | Colin Mac
En Diario del Viajero | El Salvador: las pupusas
En Diario del Viajero | Dos nuevas Pompeyas en Bulgaria y El Salvador

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos