Compartir
Publicidad
La ciudad escondida al final de la Carretera Austral. Villa O'Higgins (I)
América

La ciudad escondida al final de la Carretera Austral. Villa O'Higgins (I)

Publicidad
Publicidad

No está en los planes de todo el que visita Chile recorrer la Carretera Austral. Su lejanía de los principales atractivos del país y su acceso relativamente complicado la hacen quedar fuera de la típica ruta turística. Sin embargo, hacer este trazado único, en su totalidad o parte de él es una experiencia viajera irrepetible.

Desde Puerto Montt, la última gran ciudad antes de la isla de Chiloé, la Carretera Austral transcurre a trompicones hacia el sur, terminando muy cerca del Campo de hielo sur en Villa O'Higgins, la ciudad escondida al final de la Carretera Austral. Esta villa, en la base de los Andes, tiene un enorme potencial como destino de trekking, perfecta para disfrutar de la naturaleza en sus montañas, glaciares, ríos y lagunas.

El cambio de paisaje en los 1.240 kilómetros que forman la Carretera Austral es motivo suficiente para viajar por esta ruta. Hay cientos de lugares que hay que visitar, pero pasaremos rápido por toda la ruta y nos quedaremos en Villa O'Higgins durante esta serie de artículos.

¿Merece la pena llegar hasta Villa O'Higgins?

Ohiggins

Villa O'Higgins, la capital de los glaciares patagónicos, está en la base de la cordillera de los Andes, en la confluencia del río Mayer, el río Mosco y los lagos Ciervo y O'Higgins. El aislamiento de esta zona geográfica dificultó su fundación, que no fue hasta 1966. Aunque a día de hoy, ese es uno de sus atractivos, pues en este rincón, de apenas 600 habitantes, se combinan tranquilidad y descanso, con trekking y turismo de aventura.

Villa O'Higgins pertenece a la XI Región Aysen del General Carlos Ibáñez del Campo y para llegar se necesitan varios días de viaje, por lo que no es destino para quienes viajen con prisas. Además, hay que tener en cuenta que antes del mes de noviembre las condiciones climáticas no suelen ser favorables.

Glaciarohiggins

Sin embargo, Villa O'Higgins es un lugar totalmente recomendado:

  1. Por ser el final de la espectacular Carretera Austral, una ruta con tramos todavía sin asfaltar, con una belleza y cambios de paisaje sin igual.

  2. Por ser un destino perfecto para el trekking y disfrutar de la naturaleza: el Parque Nacional Bernardo O'Higgins, el Campo de hielo sur, los glaciares Mosco, O'Higgins y Tigre, el cerro Santiago, etc. Los veremos con más detalle en otro artículo.

  3. Por ser ideal para los amantes de las buenas caminatas, con el paso fronterizo hacia El Chaltén (Argentina), uniendo la Carretera Austral chilena con el Parque Nacional Los Glaciares de Argentina a través de Laguna del Desierto.

¿Cómo llegar a Villa O'Higgins?

Llegar hasta esta esquina de los Andes no es tarea sencilla. Planteamos cuatro posibles opciones:

  • Por la Carretera Austral, la mejor opción para los viajeros de largo recorrido, como colofón final a la ruta iniciada en Puerto Montt, más de mil kilómetros al norte. También hay opción de volar hasta Coyhaique (a medio camino de la Carretera Austral).

  • En barco. Hay ferris que bordean toda la costa desde Puerto Montt, parando en varias poblaciones como Puerto Aysen o Caleta Tortel. Desde aquí, tomaríamos la Carretera Austral hasta Villa O'Higgins.

  • Caminando, cruzando la frontera de Argentina, desde El Chaltén por la Laguna del Desierto. Es la opción más extrema, para viajeros con muchas ganas de trekking.

  • En avioneta. Con vuelos desde y a Coyhaique los lunes y jueves. Capacidad para 8 personas.

En los próximos días seguiremos descubriendo Villa O'Higgins en Diario del Viajero.

En Diario del Viajero | El desierto más seco del mundo, florido como nunca
En Diario del Viajero | Humberstone, el pueblo fantasma del desierto de Atacama, Chile
Web | Municipalidad de Villa O'Higgins

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio