Publicidad

Cosas que no sabías sobre comer con palillos en Japón

Cosas que no sabías sobre comer con palillos en Japón
2 comentarios

Publicidad

Publicidad

¿Nunca os habéis preguntado la razón de que los japoneses coman con palillos de madera? Una pista: tratad de comer con palillos de madera durante una semana sin cambiar vuestros hábitos… seguramente os resultará muy difícil llevaros algo a la boca. En lo tocante a la comida mediterránea, por ejemplo, no hay nada como un cuchillo y un tenedor a la hora de comer.

Sin embargo, en la comida japonesa resulta muy sencillo comer con palillos. Porque si os fijáis todo está troceado en porciones pequeñas, idóneas para agarrar con los palillos. Pero ¿qué fue antes? ¿El huevo o la gallina?

Obviamente, los japoneses no trocean su comida para poder cazarla con los palillos, sino que es justo al revés: inventaron los palillos porque su cocina está troceada. Pero ¿por qué la trocean? Porque históricamente tenían poco combustible para cocinar sus alimentos, así que debían cocinarlos todos juntos en un wok, y en porciones pequeñas para que se cocinaran antes (en contraposición, por ejemplo, con la gastronomía inglesa, que disponían de tanto combustible en forma de leña que asaban la carne en una única porción durante horas.)

Además, comer con palillos tiene sus propios rituales, y nada es tan sencillo como parece.

Educación

l
A la hora de comer, los japoneses nunca deben demostrar qué plato les gusta más. Los platos se comparten, y los comensales deben comer aproximadamente las mismas cantidades de todos los platos como muestra de buena educación.

Si estáis comiendo arroz, recordad que debéis levantar el cuenco hasta la boca y ayudaros de los palillos para acompañar el arroz a la boca. Pero lo más importante es que no debéis dejaros ni un grano de arroz en el cuenco. La razón es culturalmente obvia: cultivar arroz es tremendamente complejo, requiere de un enorme esfuerzo, y desperdiciar arroz, por lo tanto, es el equivalente occidental a pensar en los niños del Tercer Mundo que se mueren de hambre cuando nos dejamos la comida en el plato.

A la hora de manejar los palillos hay comportamientos extremadamente sutiles que son consideradas de mala educación, entre las que podemos destacar:

Namida-bashi (palillos llorones): hacer que un líquido gotee cual lágrimas de la punta de los palillos.

Mayoi-bashi (palillos dubitativos): hacer que los palillos planeen sobre varios platos sin escoger uno.

Yoko-bashi (palillos cuchara): usar los palillos como una cuchara.

Sashi-bashi (palillos cortantes): usar los palillos como un cuchillo.

Neburi-bashi (palillos lamidos): lamer trozos de comida de la punta de los paillos.

Historia

Los japoneses tardaron más en adoptar la cultura de los palillos que los chinos, de quienes tomaron prestada la idea. No fue hasta el siglo VIII cuando los palillos sustituyeron a las manos entre la gente corriente. Los palillos japoneses suelen ser más cortos que los chinos: unos 22 cm frente a 26, y acaban en punta, a diferencia de los segundos, que son planos.

Los palillos que hoy en día usamos en los restaurantes japoneses, que son de usar y tirar, podría parecernos algo novedoso y moderno, pero lo cierto es que resulta muy antiguo en Japón debido a un tabú, tal y como explica Bee Wilson en su libro La importancia del tenedor:

También hay tabúes sobre compartir palillos. El sintoísmo lo considera una aberración, símbolo de una impureza o corrupción de algún tipo. Se cree que algo que ha estado en la boca de otro no solo adquiere gérmenes, que podrían matarse lavándolo, sino también aspectos de su personalidad, que no se lavan ni a la de tres. (…) Esto sirve para explicar el fenómeno de los waribashi, palillos de usar y tirar fabricados con una pequeña pieza de madera casi cortada por la mitad, lista para que el cliente la separe y use los dos trozos resultantes. (…) llevan usándose desde comienzos de la industria de la restauración japonesa, en el siglo XVIII, pues entregar un par de palillos nuevos a cada cliente era la única forma de que el dueño de un restaurante pudiese asegurar a su clientela que lo que se estaba llevando a la boca no estaba profanado.

Fotos | Wikipedia En Diario del viajero | Viajar a Japón: Cosas a tener en cuenta antes de partir | Consejos para recorrer Japón de mochilero

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir