Compartir
Publicidad

Descubriendo el Pabellón de Oro de Kyoto: el templo Kinkaku-ji

Descubriendo el Pabellón de Oro de Kyoto: el templo Kinkaku-ji
0 Comentarios
Publicidad

Uno de los problemas que te puedes encontrar a la hora de viajar a Kyoto es que tiene mucho que ver, y muy repartido por toda la ciudad. De modo que, en una estancia normal de dos o tres días, tendrás que elegir, sí o sí, para decidir qué ver.

A la hora de escoger templos que visitar, hay algunos imprescindibles, para los que siempre debes sacar tiempo, y uno de ellos es el que hoy descubrimos: el Kinkaku-ji, o Pabellón de Oro.

Pabellón de Oro de Kyoto

El templo Kinkaku-ji es uno de los más célebres de la ciudad. Y lo es porque aporta un elemento diferenciador respecto a los demás que lo hace espectacular: sus paredes exteriores están forradas de pan de oro.

El pabellón de oro es Patrimonio de la Humanidad de la Unesco desde 1.994, y en su interior se guardan las reliquias de Buda. Precisamente el budismo japonés está muy presente en los mismos jardines del templo, ya que nos encontramos con un imponente estanque, el Espejo de Agua, lleno de islas, piedras y pinos que representan varios elementos del budismo.

La estampa que se presenta con este espejo de agua es maravillosa: el templo dorado reflejado en el agua y, de fondo, las montañas.

El templo abre todos los días de 9 a 17 horas, y tiene un precio de 400 yenes. Puedes llegar a él con los autobuses 101 y 205 que salen de la estación de Kyoto. Está en el oeste de la ciudad, calcula una media hora de viaje desde la estación. Pero es imprescindible.

Foto | Flickr Jose
En Diario del Viajero | Los Maid Café de Tokyo, o cómo gastarte un dineral en algo muy prescindible
En Diario del Viajero | Viajar a Japón: Kyoto

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio