Publicidad

El interior de Bali: un viaje desde Nusa Dua hasta Batur

El interior de Bali: un viaje desde Nusa Dua hasta Batur
Sin comentarios

Publicidad

Publicidad

Continuando con el artículo sobre Nusa Dua y para no quedarnos con la imagen de Bali como una isla diseñada exclusivamente para atraer a los turistas occidentales, hoy hablaremos de otras partes de Bali que sin ofrecernos hoteles y playas de ensueño nos permiten ver las realidades de esta pequeña isla de Indonesia.

Si partimos con nuestro propio coche de alquiler desde Nusa Dua hacia el centro de la isla cada kilómetro que recorremos y cada pueblo que visitamos nos aporta una experiencia inolvidable que nos hace darnos cuenta de que en realidad existen dos Bali: la orientada al turismo y la real.

A continuación, haremos un largo viaje desde Nusa Dua hasta Batur donde podemos encontrar el volcán y el lago de Batur que ofrecen al aventurero que llega hasta ellos la siguiente impresionante panorámica.

Volcán Batur

Lógicamente lo primero que tenemos que hacer para iniciar nuestro viaje es alquilar el coche. El precio de un coche grande con aire acondicionado es de cuarenta dólares americanos.

Alquilar un coche con chófer cuesta más o menos el mismo precio, pero la verdad es que conducir por esas estrechas carreteras con motos cruzándose continuamente y gente andando por los arcenes con mercancías en la cabeza sube bastante la adrenalina, así que ‘up to you’.

Mujer Batur

El trayecto es confuso debido a las pocas indicaciones que hay en las carreteras, por lo que os recomiendo que antes de salir tengáis claro la ubicación de las ciudades más grandes.

Para el primer tramo de la ruta, lo mejor es que al salir de Nusa Dua busquéis siempre la dirección hacia Sanur porque de esta manera la primera parte la hacéis por una 'especie de autopista'.

Una vez pasado Sanur dirigiros hacia Ubud y de paso pararos a comprar alguna artesanía como las que hace el señor de la siguiente foto.

Artesano Batur

También es muy importante que tengáis cuidado con la policía. Como he comentado anteriormente, las carreteras de Bali son como una 'infracción continua' y nadie dice nada, pero cuando la policía detecta que somos extranjeros nos para a la mínima que hacemos.

Si os pasa como a mí y os da el alto la ‘autoridad de Bali’, os dirá que le acompañéis a la comisaría más cercana para poneros la multa formal. Lo que tenéis que hacer es darle a entender que podemos solucionar el asunto en ese momento y sin protocolos.

Entonces os pedirá 50.000 rupias (unos tres euros y medio) y os dejará marchar. Esta es la mejor opción para acabar rápido y continuar nuestro viaje tranquilamente. Por supuesto, antes de pagar aseguraros que os ha devuelto vuestro licencia de conducir.

Una vez pasado Ubud, el camino hasta Batur es sencillo y la carretera muy recta pero bastante estrecha, así que ir con mil ojos. Durante este tramo final, pasaréis por pequeñas aldeas donde también podéis comprar artesanías a precios de risa. Os recomiendo que paguéis la cuarta parte del precio inicial.

En el siguiente vídeo podéis ver un resumen de todo el trayecto que he descrito anteriormente.

Si volvéis con tiempo a Nusa Dua, también podéis hacer una parada en Jimbaran que es la otra zona famosa del sur de Bali y donde también se pueden visitar magníficas playas como ésta.

Jimbaran

Sin duda la excursión por el interior de Bali me pareció apasionante y además es una forma muy buena de aprender que Bali no es solamente resorts y hoteles de cinco estrellas. He adjuntado una galería con algunas fotos más del viaje.

Fotos | Fernando Mayor Vídeo | fermavi81 en YouTube Diario del Viajero | Amanecer en Nusa Dua (Bali), Bali: única y fiel a sí misma

Temas

Publicidad

Comentarios cerrados

Publicidad

Publicidad

Inicio
Compartir