Compartir
Publicidad
Publicidad

Escapa del bullicio de Hong Kong en Stanley Village

Escapa del bullicio de Hong Kong en Stanley Village
Guardar
0 Comentarios
Publicidad

Hong Kong tiene fama de ser una ciudad que nunca duerme, con un ritmo frenético de vida. Sin embargo, esta Región Administrativa Especial de China también tiene lugares para el relax, como por ejemplo Stanley Village.

Este pueblo está en el sur de la isla, y está mucho menos masificado que las zonas comerciales de Hong Kong, tanto por la gente como por el cemento, por lo que es un buen lugar para olvidarte un poco del estrés de la ciudad.

Podéis llegar a Stanley Village en autobús. Desde la estación de autobuses de Central debéis tomar el 6, 6A, 6X ó 260. El trayecto tarda unos 30 minutos y el precio es irrisorio.

Sólo por el viaje en bus merece la pena la visita, ya que es un continuo sube y baja desde un coche de dos pisos donde puedes contemplar bosques, y hermosos paisajes marineros con sus acantilados.

Stanley Village tiene una belleza muy peculiar, ya que es de esos lugares que tienen mar y montaña y que tanto gustan a la gente para descansar. Se nota por las mansiones y por los precios de sus casas.

También tiene casas de colores muy bonitas que contrastan con los muchos edificios horribles de apartamentos, aunque no tanto como en Hong Kong.

Lo más popular de Stanley Village es su mercadillo de cosas baratas. Se pueden encontrar souvenirs a muy buen precio y todo tipo de gangas. No busquéis calidad, aunque encontraréis un colorido y un ambiente muy peculiar. Seguro que os encanta.

Otro de los atractivos más notables de este pueblo marinero es la Murray House, un edificio del siglo XIX que en la actualidad alberga el museo marítimo de Hong Kong.

Por si queréis completar la visita, también podéis husmear en los dos templos que hay por la zona. El Tin Hau Temple a espaldas de la Murray House es de los más antiguos de Hong Kong y dicen que está allí desde 1767. El otro templo próximo es el Kwun Yam.

Como veis, Stanley Village es un lugar para escapar del bullicio de Hong Kong. Pasaréis un rato divertido en bus y luego regateando en los mercadillos. No olvidéis probar los pescados y mariscos locales mientras contempláis las barquitas de colores.

Foto | Pau En Diario del Viajero | La avenida de las estrellas de Hong Kong, El Man Mo Temple de Hong Kong

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos