Compartir
Publicidad

La Gran Pagoda del Ganso Salvaje, en Xi'an

La Gran Pagoda del Ganso Salvaje, en Xi'an
1 Comentarios
Publicidad
Publicidad

En la zona sur de la ciudad de Xi’an, un poco alejada del centro, encontramos la Gran Pagoda del Ganso Salvaje, una construcción piramidal de siete pisos que si bien no destaca por su belleza, constituye un atractivo añadido a esta ciudad famosa fundamentalmente por los Guerreros de Terracota.

Los orígenes de esta pagoda se remontan al año 648, cuando el monje Xuanzang trajo de India unos valiosos sutras budistas que se hizo necesario guardar y proteger en alguna parte. Durante 19 años, Xuanzang y su equipo se emplearon en traducir este tipo de escrituras, convirtiendo la pagoda en el más importante centro de traducción de textos budistas de su época.

Desgraciada y paradójicamente, el material empleado para construirla había sido el barro, sólo reforzado en algunos puntos con ladrillo, por lo que sus cinco pisos se desplomaron al poco tiempo.

En el año 701, el emperador Wu Setian mandó reconstruir la torre, añadiendo cinco pisos más que las guerras posteriores se encargaron de echar abajo.

Actualmente la Pagoda tiene siete pisos y mide 64 metros. No es espectacularmente hermosa, pero ya de pasar un par de días en la ciudad merece la pena visitarla, aunque sólo sea por su accidentada historia.

Para llegar a la Gran Pagoda del Ganso Salvaje por nuestra cuenta podemos tomar el autobús público nº 610 desde la Torre de la Campana, o el nº610 desde la puerta sur. La entrada al recinto de la Pagoda y el Templo de la Gracia Maternal que lo rodea cuesta 25 yuanes, 20 más si queremos subir por sus escaleras de madera para disfrutar de las vistas de la ciudad que la torre ofrece desde lo alto.

Foto | Dennis Jarvis En Diario del Viajero | Xian y los Guerreros de Terracota, El puente de Marco Polo, en las afueras de Beijing

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos