Compartir
Publicidad
Publicidad

La Pagoda del Perfume en Vietnam

La Pagoda del Perfume en Vietnam
Guardar
0 Comentarios
Publicidad
Publicidad

La Pagoda del Perfume en Vietnam es una excursión imprescindible para todos aquellos que visitéis el norte de este precioso país del sudeste asiático.

Para llegar es necesario ir en coche, pues está 62 kilómetros al sudoeste de Hanoi. La excursión parte del muelle de Ben Duc en Duc Khe. Podéis llegar allí por la autopista 6 y la carretera 21B, y luego regresar el mismo día a la capital de Vietnam.

Aunque se conozca como la Pagoda del Perfume, el complejo tiene un total de 16 pabellones, templos y grutas hermosísimas. No obstante, la belleza del paisaje empieza una hora antes, que es el tiempo necesario para acceder al conjunto de templos en una barcaza de metal conducida por una remera.

Para hacer este bonito trayecto fluvial por el río Day, os recomiendo llevar protección contra el sol o las posibles lluvias. Lo mejor es pertrecharse con un gorro cónico, crema solar, agua fresca y si tenéis problemas con la piel, llevaos también un parasol o paraguas.

Este paseo serpenteando por el río Day está rodeado de escarpados paisajes kársticos, de esos que recuerdas toda la vida por su belleza y singularidad.

Una vez terminas el recorrido fluvial de tres kilómetros, llegas al complejo donde te recibe algún puestecillo de comida tradicional vietnamita, ideal para recuperar fuerzas. Aquí pertrecharos con agua, imprescindible para explorar la zona.

Luego podéis hacer una pequeña ruta de senderismo o pillar un teleférico que te lleva hasta el monte Huong Tich. Es muy interesante hacer uno de los dos trayectos en teleférico y el otro a pie para disfrutar de la naturaleza, los pequeños templos y pagodas que hay repartidos por la montaña.

Arriba accedes a la denominada Pagoda del Perfume, una gruta enclavada en la montaña con un ambiente muy místico al que se accede por una escarpada escalera de piedra. En la cueva está emplazado el altar principal y el ambiente es fantástico. Nunca hubiera imaginado tanto colorido en el interior de esa gruta. No os perdáis los bajorrelieves.

Luego os recomiendo que os perdáis literalmente por los senderos del monte Huong Tich para disfrutar de los templetes, la vegetación, los paisajes, las terrazas, escalinatas de piedras y grutas con sus estalagmitas. De verdad que merece mucho la pena.

Así es la Pagoda del Perfume en Vietnam, un lugar de una belleza antigua que cautivó a reyes, clérigos y peregrinos.

Imagen | Pau En Diario del Viajero | El acuario de la paradisíaca Nha Trang en Vietnam, Gastronomía insólita: carne de rata en el sur de Vietnam

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos