Compartir
Publicidad

Mis tres frutas favoritas del Sudeste Asiático

Mis tres frutas favoritas del Sudeste Asiático
7 Comentarios
Publicidad
Publicidad

Para los amantes de la fruta, Asia es un paraíso. Las hay de todos los colores, olores y sabores; algunas tan espectaculares que parecen sacadas de una película de ciencia ficción.

Haciendo memoria, hoy he recordado mis tres frutas favoritas del Sudeste Asiático. ¿Queréis saber cuáles?

Fruta de la Pasión

Passionfruit

Aunque originaria de Centroamérica, donde es más conocida por el nombre de maracuyá, el clima tropical del Sudeste Asiático favorece el cultivo de esta fruta, siendo así muy fácil de encontrar en países como Malasia o Indonesia. A simple vista, su viscoso interior no invita a probarla, pero os aseguro que es una de las frutas más deliciosas y aromáticas que os podéis llevar a la boca. Una sola sabe a poco.

Mangostán

Mangostan

Protegidos tras una dura y gruesa corteza de color oscuro, encontramos unos gajos blancos que inevitablemente hacen pensar en los dientes de ajo. Si bien su textura, algo arenosa, al principio no me agradaba mucho, su sabor lo compensa todo: dulce y muy ácido a la vez, lo que le da un punto “picante” muy divertido. Nunca he probado nada igual.

Rambután

Rambután

De sabor muy dulce, y con una carne jugosa y suave, el rambután gusta a todo el mundo. Puede recordar a la uva, excepto por la cáscara “peluda” que la protege. ¡Ah! Cuidado con la pepita: dicen que es venenosa, aunque yo la he comido varias veces sin saberlo y sigo aquí para contarlo…

Por cierto, la fruta que encabeza esta entrada es el Dragonfruit: muy vistosa, pero de sabor algo decepcionante para mi gusto. ¿La habéis probado?

Fotos| Alice, Vanlal Tochhawng, Carmen, Ben Christen
En Diario del Viajero | El Durian: la fruta reina… del mal olor, El Gado-Gado: la ensalada de Indonesia

Temas
Publicidad
Comentarios cerrados
Publicidad
Publicidad
Inicio
Inicio

Ver más artículos